El Conexión Valladolid da un gran paso hacia su consolidación

La Maravillosa Orquesta del Alcohol durante su concierto. Sergio Sanz.

Vetusta Morla son los grandes triunfadores de la segunda edición de un festival que ha experimentado un importante crecimiento.

Los tópicos muchas veces no tienen ninguna base real. Siempre se ha dicho que las segundas partes no son buenas, pero ahí está El Padrino para desmontar cualquier teoría. O, por no irnos más lejos, el Conexión Valladolid.

 

La segunda edición de este festival de música independiente ha superado a la primera, y sienta unas bases positivas para que se convierta en una cita habitual del verano vallisoletano. Y mucho tiene que agradecer a Vetusta Morla.

 

Los madrileños eran los cabeza de cartel, y demostraron el porqué. El primer motivo es simple: fue, con mucha diferencia, el concierto más multitudinario del evento, incluso hubo gente que solo acudió a la Hípica a verles a ellos. El segundo, y no menos importante, por la potencia de su show en directo. Son una de las bandas en mejor estado de forma del circuito español, y se nota. La épica de estadio, los estribillos para corear, los momentos íntimos como ‘Copenhague’, su popurrí homenaje a otros grupos españoles, o su despliegue final con ‘Los Días Raros’ son éxitos rotundos que convencerían al más incrédulo de su dominio de la escena.

 

Pero los puntos álgidos no los han protagonizado únicamente Pucho y los suyos. Los burgaleses de La Maravillosa del Alcohol (La MODA) ofrecieron un concierto a la altura de su nivel, y ese nivel se traduce en energía, conexión con el público y honestidad en el escenario. No necesitan efectos especiales ni fuegos artificiales para llegar a su público.

 

Otros que han dejado claro que vienen para quedarse son Carolina Durante, en el que fue uno de los shows más potentes de la jornada del viernes. ‘Cayetano’ o ‘Joder No Sé’ se han convertido en himnos generacionales de muchos de los asistentes, y eso ha quedado patente en Valladolid. Uno de los momentos del festival llegó cuando Amaia –pura magia en su actuación en solitario- subió a cantar con ellos ‘Perdona’.

 

El Conexión Valladolid también ha servido para disfrutar de la delicadeza de Carmen Boza –aunque a una hora demasiado temprana, según dijeron algunos de los presentes-, de la psicodélica ácida del cantautor cántabro pero criado musicalmente en Valladolid Ángel Stanich, del compromiso y esencia de Rozalén, o para corroborar el prometedor futuro que se le abre a Guitarricadelafuente.

 

Aunque quizá haya faltado una figura internacional como lo fueran el año pasado los Libertines del incalificable Pete Doherty, esta segunda edición del festival ha ofrecido otras propuestas como SFDK, no tan jóvenes pero no por ello menos resolutivos, o la fusión con toques jamaicanos de Green Valley, quienes invitaron a Rayden a cantar con ellos,al  igual que hicieron los rockeros Kitai. Se atreve con todo el de Alcalá de Henares, al que ya no se le puede clasificar únicamente como rapero.

 

Por su parte, el recinto de la Hípica ha demostrado también ser un lugar óptimo para este tipo de eventos, ya que no se vio desbordado en ningún momento. Hubo colas para los transportes públicos, pero no fueron largas y los autobuses funcionaron a la perfección, en particular el sábado, en el que la afluencia de público fue mucho mayor.

 

Ahora ya solo queda esperar al tercer Conexión Valladolid, que si nada cambia se celebrará el fin de semana del 27 de junio de 2020, pero para eso queda mucho. Mejor dejarse llevar y quedarse con lo vivido estos días. Ha sonado bastante bien.

Comentarios

Toño 24/06/2019 15:46 #3
Lo de que no se vio desbordado en ningún momento es una mentira como una casa. A las 21.00 ya no se podía acceder desde la aveniza de Zamora, la policía nos desviaba por Arcas Reales. Y el aparcamiento se llenó y decenas y decenas de coches tuvimos que aparcar en la zona del Bar Antequera... Y volver otra vez por Arcas Reales porque el sentido hacia Valladolid estaba cortado otra vez.
María 24/06/2019 11:32 #2
Está muy bien que saquéis como puntos fuertes a los grupos, que lo fueron... pero también conviene mencionar que la organización aún está muy lejos de ser buena. Colas interminables en zona de barras y restauración, mucha lentitud. Zona de descanso nefasta. Al lugar le falta ponerle un poco más de cariño y empatía para el público. Son muchas horas, mucho calor, y poco cuidado.
Roberanta 24/06/2019 11:28 #1
Y se os olvida el regreso y el primer concierto después de 10 años de CIRCODELIA!!! Que estuvieron a fuego por la mañana... pero claro, como era por la mañana, ni lo mencionamos......... que pena!!!!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: