El Concurso Mundial de Bruselas en Valladolid calienta motores con un brindis en el Ritz

Jesús Julio Carnero, Isabel García Tejerina, Óscar Puente y Baudouin Havaux chocan sus copas. SERGIO SANZ

El evento más importante sobre vino, que se celebrará del 5 al 7 de mayo en la capital, ha sido presentado en la mañana de este miércoles en el lujoso hotel madrileño. Isabel García Tejerina, Baudouin Havaux, Jesús Julio Carnero y Óscar Puente, los encargados de presidir en Fórum Europa.

En menos de tres semanas Valladolid será la capital internacional del vino con el Concurso Mundial de Bruselas, que se celebrará del 5 al 7 de mayo. En pleno calentamiento de motores, este miércoles se ha activado uno más -además importante- en el Ritz. Y es que el lujoso hotel madrileño ha sido testigo de la presentación del evento que ayudará a promocionar la provincia.

 

Así lo han hecho saber los encargados de presidir un acto que ha llenado el aforo (unas 250 personas) de este Fórum Europa con Valladolid como protagonista. Porque, además, el alcalde Óscar Puente ha señalado que 'su' ciudad es "la gran desconocida de España".

 

El regidor no quiso olvidarse de Pascual Herrera, presidente de la DO Cigales que falleció hace unos meses, y destacó a Ana Redondo, quien "recogió el guante", y a un Jesús Julio Carnero que "se sumó a la melé". El evento "le llega a Valladolid en el mejor momento posible", según Puente, que consideró que ubicaciones como la provincia "añaden y añadirán prestigio al concurso".

 

"El vino es uno de los elementos fundamentales para darnos a conocer. Ya había tradición en Valladolid, pero en los últimos 25 años se ha producido una eclosión", afirmó. Aunque el alcalde, respecto al crecimiento también de la oferta turística, dijo que a la provincia le faltan "más hoteles, un buen campo de golf y que el aeropuerto incremente su número de vuelos, sobre todo internacionales".

 

Por su parte, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, definió a los vinos de Valladolid como "viajeros" y calificó la decisión de la sede como "muy acertada". "Es una tierra de vino con historia y calidad excepcional", afirmó.

 

La vallisoletana alabó también el trabajo con el vino en Castilla y León, haciendo referencia a las 5 DO (Rueda, Ribera, Cigales, Toro y Tierras de León) y en España, desde donde se exportaron 25 millones de hectolitros salidos de las 960.000 hectáreas de todo el país, tal y como apuntó.

 

Mientras, Jesús Julio Carnero, presidente de la Diputacion de Valladolid, aseguró que el concurso hará a la provincia "mucho más visible". "El vino es cultura, tradición, turismo y un elemento que nos permite comunicarnos. Contamos con más de 22.000 hectáreas dedicadas al cultivo de la uva. Somos una potencia económica, un líder en materia del vino. La excelencia y la experiencia son dos factores que nos hacen distintos", señaló.

 

El acto en el Ritz congregó, como siempre a muchas caras conocidas. Del mundo del vino, el presidente de la DO Ribera del Duero Enrique Pascual García, el gerente de la DO Cigales, Raúl Escudero , Carlos Falcó, Marqués de Griñón, entre otros. Acompañaron el acto los senadores del PP, Alberto Gutiérrez y Miguel Ángel Cortés, la diputada Arenales Serrano, el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Martínez, caras conocidas como la del empresario teatral Enrique Cornejo o el director de la Feria de Valladolid, Juan Useros.

 

PALABRA DE PRESIDENTE

 

Tampoco faltaron las palabras del presidente del concurso, Baudouin Havaux, quien dijo que "todos los vinos de esta zona son de alto nivel". "Es un gran honor e importante regresar a España, después de la edición de 2009 en Valencia. Este país es el que tiene mayor superficie de viñedos y el mayor exportador mundial de vino", comentó.

 

Para Havaux, Castilla y León es "una de las regiones más dinámicas de la península". "El concurso es el mejor programa de promoción para una región vinícola", concluyó.

 

Tras las palabras de todos, y para poner el broche de oro, los protagonistas brindaron con un vino espumoso de Rueda. El Concurso Mundial de Bruselas, un paso más cerca de convertir a Valladolid en el epicentro del vino.