El comercio de Valladolid satisfecho con las cifras de ventas del Black Friday

Las promociones se extienden durante el fin de semana y las ventas se han mantenido en cifras superiores al año anterior.

Calles y centros comerciales a rebosar en la jornada de este viernes en la que se celebraba el Black Friday. Cual reguero de hormigas marabunta, los ciudadanos de Valladolid se han echado a las calles para aprovechar los suculentos descuentos con motivo de este día de rebajas en mitad de temporada, y que tiene su orígen en Estados Unidos. Allí es una costumbre que el viernes después de acción de gracias se celebre este 'viernes negro', que recibe este nombre por ser el día en que los norteamericanos comienzan sus compras navideñas y sirve para que los comercios pasen de números rojos a negros. Una tradición que se ha exportado al resto del mundo.

 

Las asociaciones de comerciantes de la ciudad se muestran satisfechas con niveles de ventas "iguales o superiores al año pasado". Así lo manifestaban tanto el presidente de Fecosva, Javier Labarga, como el gerente de Avadeco, Luis del Hoyo.

 

Para el primero, "las ventas han estado francamente bien en general", y aunque no se pueda hablar aún de porcentajes, "el comercio está contento con este primer día de black friday", señala. Textil, calzado y regalos son los principales comercios afectados por este día comercial con descuentos mayoritarios del 20% en el precio original, aunque en algunos casos llegan a alcanzar hasta el 50%, y que este año han alcanzado a un mayor número de establecimientos. También existe una diferencia entre "los comercios del casco histórico y los de los barrios". "Un 90% de los comerciantes del centro han hecho esta promoción. En los barrios menos", señala Labarga.

 

Misma idea en la que coincide el gerente de Avadeco, Luis del Hoyo, quien apunta cómo "por la propia concentración y características el comercio del centro tiene más tirón y las cadenas hacen de locomotoras". Como sectores principales, "las cadenas de ropa juveniles son las que mejor funcionan, el textil por la temporada es el que mejor está funcionando. También los electrodomésticos".

 

La ausencia de lluvia ha propiciado también para Del Hoyo, las buenas cifras de ventas, que anima a la gente a salir a la calle sin miedo de mojarse. Hablar de porcentajes y datos concretos es complicado porque "los adelantos de las fechas en muchas tiendas, que hacen semana o fin de semana" no premiten aventurar "cómo será el conjunto de esta campaña"

 

Lo que sí es cierto es que el lunes el comercio volverá a una normalidad relativa, puesto que se verá inmerso de lleno en la campaña navideña. Ahora queda reponer fuerzas "porque estamos a mitad de temporada y esta clase de campañas suponen un gran esfuerzo para los comerciantes", señalaba Del Hoyo.

Noticias relacionadas