El Colegio Nuestra Señora del Pilar de Valladolid inaugura el 'Espacio Ágora' tras una "profunda" remodelación

El 'Espacio Ágora' del Colegio Nuestra Señora del Pilar

Pretende convertirse en un "innovador" proyecto pedagógico abierto a la ciudad y un lugar de carácter "multicultural".

El Colegio Nuestra Señora del Pilar de Valladolid ha inaugurado este domingo el 'Espacio Ágora', que ha supuesto una "profunda" remodelación de su edificio construido en los años 60 y que pretende convertirse en un "innovador" proyecto pedagógico abierto a la ciudad y un lugar de carácter "multicultural".

 

El centro educativo ha abierto este espacio en un acto celebrado este domingo, con motivo del bicentenario de la apertura del primer colegio marianista del mundo, al que han asistido más de 200 personas y en el que se encontraban autoridades locales, religiosos y alumnos del centro.

 

"Queríamos que este nuevo espacio recogiera lo que somos, respetando la memoria agradecida de los 65 años de colegio, y que nos proyectara el colegio que queremos ser. Es decir, un reconocimiento al pasado desde un cambio profundo, creando un espacio de encuentro que se convierta en el corazón del colegio", ha explicado el director general del centro, David Álvarez.

 

Se trata de un espacio creado para "inspirar" al alumno y "estimular la concentración y la atención", y que es una expresión del modelo pedagógico del Colegio del Pilar, donde se "apuesta" por una educación "integral y de calidad".

 

Asimismo, según ha explicado el director, la institución pretende que este espacio se convierta en un espacio abierto a la ciudad, según ha informado el Colegio en un comunicado recogido por Europa Press.

 

En concreto, 'El Espacio Ágora' ha transformado la antigua Iglesia y los dos patios interiores en seis entornos nuevos, el acceso al colegio, la propia Ágora, la biblioteca, comedor y cocina, la capilla y la sala de pastoral.

 

Todos estos espacios están conectados entre sí, ya sea visual o físicamente, y en todos se perciben los cuatro rasgos "fundamentales" de la intervención, la funcionalidad, iluminación, espiritualidad y transparencia.

 

"REFERENTE"

 

En el acto de inauguración, los arquitectos responsables del proyecto Pablo Moreno Mansilla y Julián Zapata Jiménez han explicado estos cuatro rasgos y han tildado al proyecto de "futuro referente educativo".

 

La funcionalidad del espacio se percibe que la antigua ascendente de acceso al centro ha sido sustituida por una rampa de hormigón de suave pendiente descendente y con gradas a los lados, que servirán de espacio de encuentro y conversaciones, por la que se accede a la antigua planta sótano, ahora transformada en la planta de acceso.

 

Al entrar en el centro, se observa el segundo aspecto importante,la iluminación, con una gran lámpara en forma de cruz que ilumina todo el vestíbulo. Asimismo, tras atravesar la entrada, se llega al Ágora, uno de los dos antiguos patios interiores y actual "corazón" de la intervención.

 

Este punto, como ha señalado la institución, cuenta con gradas circulares y con una cubierta de trama de madera y cerramiento de vidrio matemáticamente estructurada que tamiza la luz. Por último, la intervención se ha completado en la planta de acceso con la renovación integral de la cocina y un comedor.

 

Sobre el Ágora, además, está la Sala de Pastoral, mientras una rampa circular ascendente conecta la planta de acceso con la primera planta, donde se desarrollan las tareas administrativas y de dirección del centro, y también sirve para acceder a la capilla y a la biblioteca.

 

Durante el acto, también han intervenido el religioso marianista Enrique Aguilera, quien ha recordado cómo el 3 de noviembre de 1819 comenzaba a funcionar el primer colegio de la Compañía de María en Burdeos (Francia).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: