Cyl dots mini

El Colegio de Médicos de Valladolid forma a los profesionales de la provincia en inmunoterapia

Es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatirlo.

Un total de 13 especialistas de diferentes hospitales de la Comunidad han compartido experiencias y conocimientos sobre inmunoterapia a médicos de la provincia en una jornada organizada por el Colegio de Médicos de Valladolid.

 

El acto, inaugurado por la Consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, y por el presidente del Colegio de Médicos de Valladolid, José Luis Almudí, ha contado con la presencia de trece especialistas de diferentes hospitales de la Comunidad que han compartido experiencias y conocimientos con todos los presentes.

 

Desde que hace unos cinco años la inmunoterapia se concibiese como una forma de tratamiento efectiva y extensiva contra el cáncer, los especialistas se han preocupado de que los fármacos utilizados en este proceso sean comprendidos y controlados por todos los médicos que participan en el proceso de tratamiento de un paciente oncológico.

 

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatirlo, señala el Colegio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Utiliza sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario. Es decir, el cáncer es una alteración en el genoma humano, por lo que nuestras defensas lo reconocen como un cuerpo extraño y lo atacan para eliminarlo, pero el tumor es capaz de crear un bloqueo (una inmunidad) para que este ataque no lo afecte.

 

La inmunoterapia "desata" ese bloqueo para poder acometer el cuerpo extraño, pero es su trabajo por destruirlo puede dañar otros órganos en su camino de adaptación por exceso de actuación, especialmente la piel, los pulmones, el tubo digestivo y los órganos endocrinos, continúan.

 

Es por esta razón por la que los médicos han de conocer la toxicidad de cada uno de los fármacos que actualmente se utilizan en el tratamiento inmuno-oncológico, distinguiendo los efectos que pueden obtenerse al combinar alguno de ellos, como el Anticpla-4, el Antipd-1 y el Antipdl-1.

 

La consejera de Sanidad ha asegurado durante la inauguración de este acto que se van a producir "grandes avances" en diversos tratamientos médicos y muchos de ellos van a tener que ver directamente con el cáncer y con la inmunoterapia. Según su punto de vista, los profesionales sanitarios tienen que saber valorar cuáles son las particularidades que tienen los diferentes tumores que son susceptibles de ser tratados con inmunoterapia y valorar si esta opción de tratamiento es beneficioso o no, además del impacto o los efectos secundarios que puede tener.

 

"La oncología y la Atención Primaria tienen que ir de la mano, con una coordinación asistencial. El paciente tiene que tener en su médico de familia, y en su equipo de Atención Primaria, un referente ante dudas que le puedan surgir, por lo que este profesional ha de tener toda la información posible acerca del tumor que tiene la persona a la que trata y el tratamiento que está siguiendo", ha finalizado.