El Clínico de Valladolid implanta una nueva técnica para pacientes con cáncer de mama

Antonio María Sáez frente a los medios. GERMÁN PRIETO

El tratamiento dura cinco días, frente a las hasta seis semanas de la radioterapia convencional

El Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha puesto en marcha una novedosa técnica de irradiación a pacientes con cáncer de mama. Este nuevo procedimiento ha sido presentado por el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez, en la mañana de este martes, y supone “un gran avance en cuanto a eficiencia y comodidad para las mujeres que lo precisen”.

 

La técnica, explicada por el doctor Francisco López-Lara, consiste en irradiar parcialmente la mama, en un corto tiempo, mediante braquiterapia intersticial, una vez se ha realizado la tumorectomía simple. En otras palabras, una técnica intervencionista en la que se colocan pequeños tubos de plástico en una parte de la mama, a través de los cuales se introduce una fuente radiactiva que irradia selectivamente en el lecho tumoral en muy pocas sesiones.

 

Unas sesiones que con esta nueva técnica se reducirían a cinco días, mientras que la radioterapia convencional duraría entre cuatro a seis semanas.

 

La técnica ofrecida por el Hospital Clínico Universitario está indicada para los casos localizados de cáncer de mama subsidiarios de tratamiento quirúrgico conservador. En cambio, “los resultados de la irradiación parcial de la mama son similares a los de la irradiación completa convencional, con todas las ventajas y comodidades adicionales”, según han asegurado.

 

Cuarenta será aproximadamente el número de pacientes que se beneficien de este novedoso procedimiento, aunque admiten que “si la demanda fuese mayor se podría ampliar el número de beneficiadas”.

 

Esta técnica ha sido posible gracias a la reforma integral y la actualización tecnológica llevada a cabo en la Unidad de Branquiterapia del centro vallisoletano”, según han asegurado, lo que ha permitido el inicio de esta aplicación a los pacientes con cáncer de mama.

 

Sáez Aguado ha alabado al "excelente" equipo profesional con el que cuenta esta unidad y ha recordado que para contar con las actuales técnicas se ha llevado a cabo una inversión ligeramente superior de dos millones de euros. Además ha destacado las condiciones de seguridad u protección radiológica "importantes", ya que la irradiación se produce dentro de los pacientes.

 

Una Unidad que permite que cada año se traten “unos 300 enfermos oncológicos” de Valladolid, Palencia y Segovia, o incluso de fuera de la Comunidad en los casos de tumores oculares. Desde la puesta en marcha de la Unidad, se han tratado en un solo año a 277 pacientes nuevos y un total de 386 intervenciones de cáncer de próstata, cáncer ginecológico y pacientes con melanoma ocular, entre otros.

 

Noticias relacionadas