El Clínico de Valladolid festeja el décimo aniversario de su Hospital de Día Infanto-Juvenil

El centro ha atendido a un total de 424 menores durante esta década y la patología más frecuente ha sido el trastorno del espectro autista.

El Hospital Clínico Universitario de Valladolid celebra este viernes, 9 de noviembre, con una gala especial, el décimo aniversario de su Hospital de Día Infanto-Juvenil, una unidad del Servicio de Psiquiatría encargada de mejorar el diagnóstico y tratamiento de los menores con problemas de salud mental.

 

En estos diez años han sido atendidos un total de 424 menores. El número de ingresos anuales ha variado entre 35 y 66 pacientes, con una edad media de 12,1 años y un tiempo medio de asistencia de 43,6 días. El 68 por ciento de los ingresos han sido del sexo masculino. La patología más frecuente que se ha atendido es el trastorno del espectro autista, seguido de los trastornos de ansiedad y los trastornos de la conducta alimentaria.

 

Se ha observado en estos años un incremento de la patología mental grave -como psicosis, trastorno bipolar, trastorno de la personalidad y trastornos de la conducta alimentaria- y sus manifestaciones iniciales a edades más tempranas. Además, hay menores que tienen muchas dificultades para acudir a los centros escolares, la mayoría de los casos por sufrir acoso escolar, por lo que se está estudiando la necesidad de tener un profesor más en Psiquiatría para poder hacer un tratamiento integral de los menores, habiendo ya una docente en Hospitalización infantil.

 

También ha aumentado el tiempo que los menores dedican a usar las nuevas tecnologías, en detrimento de relacionarse con sus iguales o de disfrutar, por ejemplo, de la naturaleza, empeorando sus habilidades sociales y motrices.

 

El Hospital de Día Infanto-Juvenil procura un tratamiento intensivo manteniendo al menor en su domicilio el mayor tiempo posible y que continúe con sus estudios y sus relaciones sociales, con lo que se favorecerá la continuidad del desarrollo en su entorno habitual. Los menores que acuden al Clínico reciben terapias grupales en los que se trabaja las habilidades sociales, la autoestima, el control de la impulsividad, técnicas de relajación y, en algunos casos, terapia individual e integración sensorial, según la patología.

 

También se realizan grupos de psicoeducación a los padres, para trabajar diferentes patologías como los trastornos de conducta alimentaria, trastornos del espectro autista o patología mental grave.

 

En la actualidad acuden 54 pacientes al Hospital de Día, 13 de ellos menores de 12 años y 41 adolescentes entre los 12-18 años. La patología que más predomina en los niños son los trastornos del espectro autista y psicosis. En el caso de los adolescentes son los trastornos del neurodesarrollo, seguido por los trastornos de conducta alimentaria y de ansiedad grave.

 

La frecuencia de la asistencia al Hospital de Día es variable, desde acudir una vez por semana hasta todos los días de la semana, como sucede en los casos más graves. El tiempo que acuden los menores a este recurso suele ser de un año académico, salvo en los casos de mayor gravedad que precisan tratamientos más prolongados.

 

En la actualidad trabajan una enfermera, una psicóloga, una terapeuta ocupacional y una psiquiatra a tiempo completo, con la colaboración de un administrativo y una trabajadora social. Su funcionamiento es fundamentalmente por las tardes, con el objetivo de preservar la actividad académica de los menores.

Noticias relacionadas