Cyl dots mini

El clásico ramo de flores será el protagonista en un particular Día de la Madre en Valladolid

Las flores, un clásico para el Día de la Madre. TRIBUNA

Las floristerías de la ciudad se llenan de pedidos a domicilio pese a la crisis del coronavirus para felicitar a todas las progenitoras este domingo

Este año se presenta un Día de la Madre muy diferente a los anteriores. Qué duda cabe. El confinamiento impide para mucha gente la oportunidad de celebrar este día en familia, y es por ello que muchas floristerías se han puesto a disposición de la ciudadanía con el objetivo de que todas las madres reciban un ramo a la puerta de su casa, aunque esta vez sean los repartidores quienes lo entregan y no los hijos.

 

Muchas floristerías vallisoletanas a pesar de tener el establecimiento cerrado de cara al público con motivo del Estado de Alarma se llenan de pedidos que tramitan a través de WhatsApp, redes sociales y la página web mediante una promoción exclusiva para el Día de la Madre. Así está haciendo por ejemplo la floristería La Rosa en la calle Peral, junto a la Plaza de Toros: “Sabemos que hay muchas madres que están solas estos días, que no pueden reunirse con sus hijos y queremos llevarles un poco de alegría”.

 

La distancia entre madres e hijos durante el confinamiento ha hecho que uno de los regalos más demandados para el 3 de mayo sea el cásico ramo de flores. La distancia entre los familiares estos días está siendo muy difícil para algunos, especialmente para aquellas madres que celebrarán su día solas en casa, por ello ahora más que nunca los detalles son muy importantes. Desde la Floristería Flor de Holanda, en el Paseo Zorrilla, lo tienen claro. “Estamos teniendo más pedidos ahora que otros años por las mismas fechas “.

 

Los pedidos a puerta cerrada se disparan, mientras los recursos para poder abastecerlos se disminuyen, ya que falta mano de obra para poder cuidar las flores. Aún así, muchas floristerías de Valladolid prestarán sus servicios y serán los mismos trabajadores quienes repartirán los ramos este primer domingo de abril. Así inciden en ello desde la Floristería Holanda: “llamamos al timbre, dejamos el ramo en el felpudo y esperamos respetando la distancia reglamentaría a que salgan a recogerlo”. Y madres contentas, algo con lo que ni siquiera puede el coronavirus.