El cierre total al tráfico en la Plaza Mayor de Valladolid podría ser una realidad en 2018

El alcalde admite que se estudian los costes que supone cerrar los accesos al aparcamiento subterráneo y que el tránsito de los autobuses municipales está pendiente de la reorganización de líneas en Auvasa. 


 

Una vez analizados los costes, comenzaría la negociación con la empresa concesionaria del aparcamiento con la idea de poder licitar las mismas en este mismo año y comenzar en 2018.

 

Puente, tras la presentación del balance de las ayudas a personas y familias vulnerables, se ha referido así a la posible modificación del acceso y salida al aparcamiento, que se trasladarían a calle Manzana y Pasión, respectivamente, dada la canalización y flujo del tráfico.

 

Actualmente, ha explicado, el Ayuntamiento hace una valoración económica del coste para sentarse "inmediatamente" a negociar con la empresa concesionaria del aparcamiento.

 

A su juicio "estaría bien" que se redefiniera el acuerdo con la empresa, dado que ya ha expirado la concesión de una de las plantas, e incluir la financiación de las obras.

 

Todo ello, ha asegurado, con la idea de licitar las obras este año para que comiencen en 2018 o, si fuera posible, en el mismo 2017.

 

 

PEATONALIZACIÓN

 

Por otro, el alcalde se ha referido a la peatonalización al "cien por cien" de la Plaza Mayor y el cierre al tráfico de la misma para autobuses y taxis.

 

A este respecto, ha condicionado su cierre a la aplicación de la reestructuración de las líneas de Auvasa, implantación que a su vez dependerá de la negociación para intentar solucionar el conflicto con los trabajadores de la empresa de autobuses urbanos.

 

Puente espera que la negociación llegue a "buen puerto" y la situación se pueda "normalizar" para hacer estos cambios que cree que supondrán una mejora "sensible" para la ciudad.

Noticias relacionadas