El cierre de Sada y el traslado de Lex Nova "consecuencias de vender las empresas a gente de fuera", según Puente

Fachada de la empresa Lex Nova y concetración a las puertas de Sada.

Sada ha comunicado su cierre, aunque más de una veintena de trabajadores permanecerán en Valladolid, mientras que Lex Nova traslada a su sede central de Pamplona a toda la plantilla.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha calificado de “pésima noticia” el cierre de la empresa Sada y el traslado de los trabajadores de Lex Nova [Thomson Reuters] a la sede central de Pamplona. “Es la consecuencia de vender nuestras empresas a gente de fuera”, ha dicho el regidor.

 

“En el caso de Sada nos comunican que una gran superficie muy conocida les ha rescindido n contrato y han quedado sin producción, por lo que han tenido que cerrar. El caso de Lex Nova lo conozco bien. Hace tiempo que vendió a Aranzadi, y la decisión de la nueva empresas es llevarse la plantilla a Pamplona, que  es donde tienen su sede central”.

 

Puente dice que ante estas dos noticias adversas hay que “seguir trabajando muy duro para seguir reafirmando el tejido industrial de Valladolid”. “Espero, en breve, que haya anuncios de empresas que se asienten en Valladolid, que aumentemos nuestras empresas y el número de trabajadores”.

 

Por último, el primer edil dice que estará “al lado de los trabajadores”. “Nos reuniremos con ellos y velaremos por sus derechos”. Puente dice que en el caso de SADA, al parecer, más de una veintena de empleados mantendrán su trabajo en Valladolid.

Noticias relacionadas