El ciberataque mundial afecta a Kronospan y deja su planta de Burgos paralizada

Fuentes consultadas por TRIBUNA BURGOS señalan que los 'hackers' piden un rescate de 700.000 euros para liberar el sistema de la empresa austriaca. 

La fábrica que la empresa Kronospan tiene en Burgos ha sido una de las afectadas por el ciberataque masivo que se ha producido este medio día y que está causando estragos en varios países europeos, entre ellos España. Según ha informado el CNI, el virus utilizado es conocido como Petya que afecta a sistemas Windows, cifrándolo de manera que se propaga por el resto de sistemas conectados a esa misma red. 

 

Eso es, según fuentes cercanas a la empresa y consultadas por TRIBUNA DE BURGOS, lo que ha ocurrido en la planta de Kronospan de Burgos. Esas mismas fuentes apuntan a que el rescate de los archivos estaría en unos 700.000 euros, aunque según el comunicado del CNI "la campaña solicita un rescate en Bitcoin de 300 dólares".

 

En cualquier caso, la fábrica de Kronospan de Castañares y la de Salas de Los Infantes, al estar completamente informatizada y conectada a una red común, se encuentra "parada", tanto las máquinas como los ordenadores, así como las cargas de los camiones. 

 

Las fuentes consultadas por este periódico comentan que desde la empresa se está trabajando en crear un nuevo sistema operativo para establecerlo de manera provisional durante el tiempo que dure el ataque, algo que puede durar días o, incluso, semanas.