El CBC Valladolid reencuentra la victoria en casa ante Granada
Tribuna mini Saltar publicidad
Vallaqueso file
Cyl dots mini

El CBC Valladolid reencuentra la victoria en casa ante Granada

Los de Paco García se impusieron 80-70 y pone fin una racha de tres derrotas.

Carramimbre CBC Valladolid (80): Óscar Alvarado (0), Jonathan Kazadi (0), Greg Gantt (15), Sergio de la Fuente (6), Seydou Aboubacar (7) -quinteto titular-. También jugaron: Jubril Adekoya (3), Mike Torres (9), Álvaro Reyes (-), Álex Reyes (24), Bradley Hayes (9) y Carlos Novas (7).

 

Covirán Granada (70): Carlos Cobos (3), Manuel Rodríguez (2), Joan Pardina (10), Devin Wright (4), Guillermo Rubio (8) -quinteto titular-. También jugaron: Eloy Almazán (5), Carlos Corts (5), Alejandro Bortulossi (11), Josep Pérez (7), Alejandro Marín (8), David Iriarte (-) y Sergio Olmos (7).

 

Parciales: 20-16, 24-23 (44-39 al descanso), 22-19 y 14-12 (80-70 final)

 

Árbitros: Zafra Guerra, Muñoz García y Báez Batista.

El Carramimbre pone fin a su racha de derrotas, que ha quedado en tres. Los de Paco García volvieron a reencontrarse con la victoria (80-70) y las buenas sensaciones tras un serio encuentro ante Covirán Granada. Los vallisoletanos, que dominaron de principio a fin, rayaron a un gran nivel, sobretodo en defensa, y sumaron el sexto triunfo de la temporada.

 

Las faltas personales deslucen una gran primera parte

 

Ya desde un inicio, Carramimbre y Covirán Granada dieron buena muestra de la igualdad que iba a marcar el encuentro. Los dos conjuntos empezaron acertados de cara al aro e intercambiaron golpes en los compases iniciales. Los vallisoletanos, no obstante, subieron una marcha en defensa y consiguieron varias canastas al contraataque para cerrar con ventaja el primer periodo (20-16). La mala noticia, sin embargo, fue los problemas de faltas de los interiores locales: Sergio de la Fuente y Bradley Hayes, que cometieron dos personales cada uno. Y la sangría no iba a quedar ahí.

 

La inercia positiva continuó en el segundo periodo y un parcial de salida de 10-4 de salida le sirvió al Carramimbre para ponerse con diez puntos de ventaja (30-20). Álex Reyes, que se fue hasta los 15 de valoración al descanso, lideró a los suyos en este tramo en el que, de nuevo, el único pero fueron las faltas personales de las torres locales. 

 

Los de Paco García entraron muy pronto en bonus y Covirán Granada fue capaz de recortar las diferencias antes del descanso a base de tiros libres y triples (44-29). Además, las cuatro personales de Seydou Aboubacar y las tres de Sergio de la Fuente y Bradley Hayes, suponían un importante hándicap para la segunda mitad.

 

Seriedad balsámica

 

El inicio de la segunda parte fue calcado al de la primera. El Carramimbre fue de menos a más y se hizo con una ventaja de nueve puntos (60-51) a pesar del parcial de 2-6 de salida a favor de los andaluces. Paco García, condicionado por los problemas en sus pívots, apostó por un quinteto pequeño y sacó rédito gracias a la mayor velocidad de los suyos. Los vallisoletanos, así, afrontaron el último periodo con una buena renta (66-58).

 

El Carramimbre, que llevó la iniciativa durante todo el partido, también contuvo a Covirán Granada durante el cuarto periodo. Los de Paco García no bajaron el nivel de intensidad ni de concentración ante un conjunto, el granadino, que llegó con opciones a los dos últimos minutos (74-69). 

 

Álex Reyes (26 de valoración), a pesar de jugar como ala-pívot durante muchos minutos, continuó con su exhibición anotadora y el Carramimbre se desfondó en defensa, cerró su aro y enfrió el partido para dar la puntilla a un Covirán Granada que vendió muy cara su piel (80-70). Y tras tres tropiezos consecutivos, llegó una victoria balsámica para los de Paco García, que ya suman seis triunfos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: