El CBC Valladolid exprime al Manresa y se queda sin premio

Jito lanza a canasta

Las ardillas cayeron por tres puntos (78-75) ante un gran equipo que reaccionó en la segunda parte para llevarse el partido.

ICL MANRESA (78): Lluis Costa (11), Gabriel Lundberg (16), Álvaro Muñoz (4) Nacho Martín (8), Jordi Trias (18) -quinteto titular- También jugaron: Gintvainis (1), Ashley Hamilton (10), Jornhan Sakhó (4), Noah Allen (12),

CBC VALLADOLID (75): Óscar Alvarado (6), Greg Gantt (20), Álex Reyes (3), Sergio de la Fuente (16) y Jito Kok (6) -quinteto titular-. También jugaron: Daniel Astilleros (4), Rowell Graham-Bell (0), Lamont Barnes (4), Henri Wade-Chatman (16), Cristian Uta (0) y Max Hopfgartner (0).

ÁRBITROS: García León, Carlos Javier – Palomo Cañas, Mariano Martín.

PARCIALEs: 15-21, 16-20 (31-41 al descanso), 24-14, 23-20 (78-75 final).

Rendía visita el Carramimbre CBC Valladolid a una de las pistas más complicadas de la categoría, el Nou Congost. Un pabellón ACB donde jugadores de calidad contrastada del ICL Manresa como Jordi Trias, Álvaro Muñoz o nuestro Nacho Martín marcan las diferencias. Lejos de amilanarse por la entidad de la cita, las ardillas confiaron en sus opciones y respondieron a la canasta inicial de Lluis Costa con un parcial de 0-10 que obligó a Aleix Durán a pedir un tempranero tiempo muerto transcurridos poco más de tres minutos.

 

El técnico local despertó a los suyos, recordando la importancia de la victoria que les mantendría en la segunda plaza una semana más. Pero a tenor de lo visto sobre el parqué, los manresanos tendrían que pasar por el vestuario para confirmar su reacción. La entrada desde el banquillo del sueco Lundberg dio aire a Manresa pero el partido cogía un claro color carmesí con un Sergio De la Fuente desatado (9pt, 4rb en el 1ºQ) ante su compañero y amigo Nacho Martín. Al término del primer periodo un triple de Henri Wade-Chatman desde la esquina daba ventaja a los visitantes (15-21, min.10)

 

El CBC alcanzaba los dobles dígitos de renta mediado el segundo periodo gracias a la inspirada actuación de Chatman (17-30, min.14) y llegaría a dominar por hasta catorce en el ecuador del cuarto. Nada definitivo. El base dejaba destellos de calidad en cada acción ya fuera asistiendo a Jito Kok para el mate por línea de fondo o con un triple en la cara de su defensor “marca de la casa”. A la fiesta se sumaba Gantt con tres lanzamientos anotados desde el triple, una distancia y una diferencia de acierto entre ambos conjuntos que, al descanso, explicaba la desigualdad que existía en el marcador al descanso (31-41, min.20).

 

El gran trabajo realizado en la parcela defensiva, frenando a Trias y obligando a Manresa a tomar malas decisiones. El 2/12 en triples de los catalanes contrastaba con el 7/11 de los castellanos, propulsando a las ardillas hacía una victoria que confirmará su presencia en los PlayOffs de ascenso a la ACB.

 

MÚSCULO Y REMONTADA

 

El necesario tiempo de descanso para los locales les sirvió, y mucho, a los manresanos. Tras su paso por vestuarios comenzaron un fulgurante tercer cuarto con Ashley Hamilton y Trias como estiletes. Un asalto en el que consiguieron remontar esa decena de desventaja e incluso ponerse por delante tras un triple de Lundberg (47-44, min.25) gracias a un parcial de 16-3 que tuvo que frenar Paco García con un tiempo muerto para tranquilizar a sus pupilos. Entre Chatman y Sergio consiguieron que la brecha no se abriera y dejaban todo por decidir para el último cuarto (55-55, min.30) Partido totalmente nuevo en el Nou Congost reducido a diez minutos de máxima tensión.

 

La inercia del encuentro llevaba en volandas a Trias y compañía. Nacho Martín abría la contienda y el cuento de hadas de la primera parte para las ardillas se tornaba en pesadilla con un 'hombre del Sakho' de 2´10 infranqueable. Tres tapones seguidos del africano, sumado al acierto en ataque de un clarividente Lluis Costa pusieron la máxima diferencia local antes de la exhibición de muñeca de Greg Gantt desde el triple (70-63, min.35). Antes, solo un correcto Lamont Barnes había conseguido anotar. A falta de menos de dos minutos todavía había esperanzas (72-69, min.39) gracias a 8 puntos seguidos de GG pero la veteranía y el saber estar de los locales sentenciaron un partido que deja buenas sensaciones en los aficionados pucelanos.


El resultado final (78-75) evidencia que incluso en partidos contra rivales de la talla de todo un ICL Manresa el Carramimbre CBC Valladolid da la cara y que, de llegar a PlayOffs, será un escollo difícil de superar para cualquier cabeza de serie. A falta de dos jornadas para concluir la fase regular, el Carramimbre CBC Valladolid recibirá el próximo viernes a un FC Barcelona Lassa B en plena lucha por evitar el descenso. Una victoria contra los blaugrana sellaría el billete de las ardillas hacía unos PlayOffs ilusionantes que hacen soñar con repetir gestas del pasado.