El CBC Valladolid busca levantarse ante el Huesca

Wade Chatma, con el balón. CBC VALLADOLID

Pese a su gran primera vuelta, las sensaciones de las ardillas en las últimas jornadas no son las mejores y tratarán de volver a ganar este viernes (20:45 horas), cuando reciban al conjunto oscense en Pisuerga.

Año nuevo, vida nueva. Pese a haber disputado ya un partido en este 2018, el Carramimbre CBC Valladolid quiere hacer borrón y cuenta nueva en este inicio de segunda vuelta. El conjunto de Paco García quiere alejarse de la euforia producida por los resultados conseguidos en 2017 y centrarse en el presente. Tras tres derrotas en los últimos cuatro partidos el míster vallisoletano no se halla del todo contento y reclama a los suyos volver a subir el nivel.

 

El partido contra el Levitec Huesca (viernes, 20:45 horas) significa un volver a empezar. Un reseteo en la mentalidad del equipo, que ha visto cómo sus más inmediatos perseguidores le han dado caza en el número de victorias aunque, bien es cierto, aún queda un amplio colchón con respecto a los puestos de descenso. El inicio de segunda vuelta es el momento propicio para intentar realizar este cambio de mentalidad.

 

LLEGA NACHO MARTÍN

 

Y los jugadores están a tope con el entrenador. El vestuario siempre ha estado unido, pero en estos momentos la conjura es total para seguir las directrices del míster y dar ese paso adelante que se les pide. Un grupo al que se une Nacho Martín. El pívot internacional es un refuerzo de primerísimo nivel para lograr ese salto de calidad exigido.

 

Sin duda, con ala-pívot vallisoletano, del que no hace falta carta de presentación y al que se espera retener el máximo tiempo posible hasta que llegue una oferta de su agrado para volver a ACB, el equipo aumenta sus prestaciones en gran medida. Paco García podrá tener, al menos durante esta jornada, una plantilla un poco más amplia, que le permita dar más descanso a jugadores importantes como Sergio de la Fuente o Jito Kok.

 

Volver a empezar, sí. Pero bajo las premisas de siempre. Óscar Alvarado sigue con su empeño de ser uno de los mejores bases de la categoría, Wade Chatman anota cada vez de forma más compulsiva, Jito Kok ofrece espectáculo bajo los aros, etc. El club no cambia sus señas de identidad y todo aquel que quiera abonarse durante esta segunda vuelta verá la entrega de siempre. El espectáculo en Pisuerga seguirá mereciendo la pena. Incluso un poco más, si cabe, de lograrse dar ese paso hacia adelante.

 

OBJETIVO: FRENAR A VAN WIJK

 

El primer escollo en esta segunda vuelta será el Levitec Huesca. Los oscenses vienen de perder ante el Rio Ourense Termal y el Unión Financiera Baloncesto Oviedo y se sitúan en la decimotercera posición con un balance de 7 victorias y 10 derrotas. Pero no serán presa fácil.

 

En sus filas, Guillermo Arenas cuenta con jugadores de la talla de Albert Fontet o Sergio Rodríguez, pero sobre todo tiene a su estrella, Kevin Van Wijk. El ala pívot de Países Bajos es la gran amenaza del conjunto oscense. Y lo es por números y por méritos propios.

 

Van Wijk ha estado ya en varias ocasiones en el quinteto ideal de la jornada, llegando incluso a ser el MVP. Sus números le avalan. Segundo máximo anotador de la categoría con 15,82 puntos de media (solo por detrás de Brano Dukanovic del Lleida) y tercer jugador mejor valorado con un promedio superior a las 20 unidades por partido. Sin duda el baluarte de un Huesca que necesita victorias para acercarse a los puestos de play-off.

 

En él se tendrá que centrar el Carramimbre CBC Valladolid, pero también en compañeros suyos como los mencionados Fontet o Rodríguez y en un viejo conocido de la afición vallisoletana, Carles Marzo, con el que se enfrentaron el año pasado en las eliminatorias contra Lucentum Alicante. Juntos componen un bloque serio y fiable del que Guillermo Arenas sabe sacar el máximo rendimiento.

 

Partido duro, por tanto, para un Carramimbre en pleno cambio de mentalidad. Olvidar la euforia para seguir triunfando. Ese es el objetivo de los de Paco García, que, al menos en esta jornada, contarán con la ayuda de Nacho Martín. Merecerá la pena pasarse por Pisuerga este viernes a las 20:45 horas. Sin duda, esta segunda vuelta promete. Y mucho.

 

"EL VALOR DE LAS VICTORIAS A PARTIR DE AHORA ES EL DOBLE"

 

A pesar de la derrota del pasado fin de semana para abrir este 2018, Paco García se ha mostrado orgulloso por lo que están haciendo los suyos: “Es imposible enfadarse con el equipo. El otro día Iberostar Palma hizo un 11/14 en triples en la primera mitad y somos capaces de competir hasta el final. Tenemos que disfrutar de la LEB Oro, estamos sextos con un presupuesto ajustado. Con alguien más seriamos aún más competitivos, pero esa no es la realidad”, ha matizado el vallisoletano.

 

Esa pieza más será, al menos de momento, Nacho Martín“Completa nuestro juego interior y nos ayudará en la rotación. Además, su calidad es indudable. Desde su segundo entrenamiento fue él quien se sentó con Pepe Catalina, quien lo ha llevado todo, y conmigo para decirnos que quería ayudar”, ha explicado Paco García, quien además le quiso “desear suerte” para que encuentre una oferta que se ajuste a su entidad. “Sería difícil de asumir que Nacho se decidiera finalmente por otro equipo de LEB Oro por falta de presupuesto por nuestra parte y no poder hacerle una oferta más seria”, ha reconocido con pesar el técnico de las ardillas.

 

Sobre el rival, Levitec Huesca, Paco García ha querido destacar su entidad: “Jugamos ante un buen equipo, con ritmo pausado, buenos bases y dos interiores buenísimos como Van Wijk y Fontet”. Además, el Carramimbre CBC Valladolid comienza la segunda vuelta, con lo cual cada triunfo tiene una más importancia si cabe de cara a los duelos directos en la clasificación: “Empieza entrar en juego el average y el valor de las victorias es doble”, ha avisado.

Noticias relacionadas