El CB Valladolid se despide de ACB con una nueva derrota y firma el peor registro de su historia

El Herbalife Gran Canaria ha derrotado por un claro 64-92 al CB Valladolid, culminando la mejor Liga Regular de su historia. El cuadro pucelano, en cambio, firma el peor registro en era ACB con el actual formato.

64- CB Valladolid (12+13+18+21): Armon Johnson (16), Iván Martínez (6), Drenovac (11), Mack (8), Haritopoulos (9) -cinco inicial-, Pozas (4), Manzano (3), Andjusic (2), Izquierdo (3) y Omari Johnson (2).


92- Herbalife Gran Canaria (24+20+26+22): Oliver (3), Hansbrough (13), Newley (18), Nacho Martín (16), Tavares (4) -cinco inicial-, Akindele (9), Bellas (4), Beirán (18), Alvarado (-), Borovnjak (5) y Santana (2).
 

Árbitros: Bultó, Redondo y Fernández Sánchez. No hubo eliminados.
 

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo cuarta y última jornada de Liga Endesa, disputado en el pabellón Pisuerga ante 1.500 espectadores.

El CB Valladolid se ha despedido de la temporada en la Liga Endesa con el peor registro de su historia y de un club en era ACB con el actual formato, ya que sólo ha conseguido sumar tres victorias, tras caer hoy ante un Herbalife Gran Canaria que ha hecho su mejor temporada en cuanto a número de victorias (22) y que afronta con moral alta el Playoff por el título.
 

Gracias a una mejor defensa y al buen hacer de jugadores como Newley, muy acertado en los compases iniciales, el Herbalife Gran Canaria se hizo con el control del partido, estableciendo un parcial de 12-24 en el primer cuarto, que ya puso las cosas muy cuesta arriba para los locales.
 

El conjunto insular no cambió el registro y, con una mayor organización defensiva y el poderío desde el exterior, siguió aumentando la renta de forma paulatina hasta alcanzar los 17 puntos (18-35), que el técnico local, Ricard Casas, intentó frenar con un receso.
 

Merced a una mayor presión defensiva, los vallisoletanos pudieron dejar en diecinueve puntos la renta visitante antes del descanso (25-44), que llegó a ser de 23 (21-44), ya que el conjunto local mantuvo un 0% en lanzamientos desde el exterior y sólo consiguió un 37% en tiros de dos, porcentajes paupérrimos para tratar de frenar a los insulares.
 

Tras la reanudación, el discurso se mantuvo por parte de ambos equipos y los canarios no perdonaron los numerosos fallos del CB Valladolid para seguir aumentando su ventaja hasta los veintiocho puntos (35-63), que se quedaron en veintisiete al término del tercer cuarto (43-70).
 

Como ha sucedido durante toda la temporada, el cuadro local fue un querer y no poder porque, si bien no bajó los brazos y mantuvo el carácter competitivo dentro de su capacidad, nada pudo hacer ante un rival muy superior que no dudó en desplegar todas sus armas para sumar una victoria más y batir un récord para el equipo (64-92).

 

Fuente: www.acb.com