El 'caso Nadia', un lío de familia instigado por el vallisoletano Fernando Blanco

El tío de la menor asegura que no vio nada raro en el comportamiento del padre de la niña pero también dice que su hermana, la madre de Nadia, "sabía de la misa,la mitad". 

 

"Me creí a Fernando totalmente, cómo voy a sospechar que mi familia, que son ellos, me van a vender una moto, nunca se me pasado por la cabeza, cómo les voy a pedir yo un papel de lo que me están contando; si la gente está indignada, imagínese como estamos nosotros", ha explicado el tío de la menor en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press.

 

Sobre la declaración judicial de su hermana, según la cual desconocía gran parte de los hechos y la información sobre los tratamientos a los que supuestamente era sometida su hija, Grau ha cuestionado que ella esté mintiendo. "La conozco muy bien, y no creo que mienta, otra cosa es que lo haya hecho mal o que se haya dejado influenciar; no se si es que está tan enamorada que no ve las cosas o que tiene miedo, de lo que estoy seguro es de que quiere a la hija con locura", ha añadido el tío de Nadia.

 

Sobre los tratamientos y los viajes de la niña con su padre, Juan Grau ha explicado que la familia siempre pensó que "era un padre coraje" dispuesto a luchar por la vida de su hija y que su madre siempre se creyó su versión porque "era un encantador de serpientes".

 

Según ha confirmado, la familia colaboró económicamente con los padres de Nadia y en la organización de actividades como mercadillos "no como algo meritorio", sino porque era su sobrina y nunca vieron "nada raro" en la conducta de sus padres.

 

Juan Grau ha asegurado que conoció de los antecedentes penales de su cuñado unos años después de haber iniciado la relación con su hermana. "Se lo pregunté a ella y me dijo que nos lo ocultó porque tenía miedo a que no le aceptáramos, yo pensé que habría pagado por ello y que se habría equivocado, nunca pensamos en vernos en esta situación", ha añadido.

 

En cuanto al nivel de vida de los padres de Nadia, Juan Grau ha afirmado que Fernando siempre "fue un fanfarrón" y ha expresado su sorpresa por el hallazgo de numerosos relojes de alta gama en su domicilio de Lleida puesto que en alguna ocasión le mostró alguno que era falso. "Me los enseñó en Mallorca, y yo no le decía nada pero el se creía que yo me lo creía (la autenticidad de los relojes)". ha añadido.

 

Juan Grau ha lamentado también sentirse engañado por la supuesta enfermedad de su cuñado, quien les llegó a asegurar a la familia que sufría un cáncer de páncreas. "Nos dio muchísima pena y era otra amargura que llevábamos dentro, me he quedado muerto cuando nos han dicho que era mentira", ha añadido.

 

Otra de las cuestiones que ha sorprendido al tío de la pequeña han sido las informaciones sobre una posible investigación del juez sobre la paternidad de Fernando Blanco. "Pero si la niña es un calco de su padre, esto me deja de piedra, esto es lo que nos faltaba por oír", ha concluido Grau.

Noticias relacionadas