Cyl dots mini

El Casino Roxy pierde sus letras... momentáneamente

La nueva propiedad del local ha desmontado el rótulo para retroiluminarlo. El viernes volverá a lucir en la fachada. 

Ver album

Los viandantes que transitaban en la mañana de este martes por la calle María de Molina miraban con sorpresa cómo unos operarios retiraban las grandes letras del Casino, ubicado en esta céntrica calle. Dos trabajadores encaramados a un elevador serraban los anclajes de la inconfundible tipografía del que fuera el mítico Cine Roxy, que desde hace cuatro años se reconvirtió en casino.

 

El cambio de propiedad, que ya anunció Tribuna hace unos meses, pululaba en los posibles motivos de la retirada del rótulo, incluso algunos curiosos auguraban un cambio en el nombre del establecimiento y los menos informados, un posible cierre. Nada más lejos de la realidad.

 

Según han confirmado los propios trabajadores, el motivo de la retirada de las letras es simplemente para instalarlas iluminación. También se aprovechará para restaurar las originales del cine. “Se volverá a montar un vez que se retroilumine el cartel”, explica un operario, mientras descienden las últimas letras. El próximo viernes, el renovado rótulo, estará de nuevo instalado.

 

Cabe recordar que el Casino Roxy de Valladolid tiene nuevo dueño. El Grupo Ballesteros se ha hizo con la  propiedad que gestionaba el casino ubicado en la calle María de Molina.

 

La apuesta de los antiguos propietarios del Casino de Boecillo, al trasladar la actividad de juego al centro de Valladolid, no ha llegado a cubrir las expectativas. Por ello, la propiedad dirigida por Nicolás Prieto, que sustituyó a principios de 2017 a Javier Herrero, llevaba barajando desde hace tiempo una solución, la cual ha llegado con la venta al Grupo Ballesteros.

 

Grupo Ballesteros cuenta con unos 40 espacios dedicados al juego, que se reparten en diferentes comunidades autónomas, bajo la denominación de Juegos Recreativos de Azar SA. La compañía nació el 4 de enero de 1980, por lo que el próximo año alcanzará la cuarta década, y ocupa la posición 434 del ránking de empresas provinciales de Valladolid.