El Carnaval sigue haciendo vibrar a Valladolid a golpe de diversión

Un grupo de niños durante una de las actividades del lunes en la cúpula del milenio. A.MINGUEZA
Ver album

Este lunes se celebraron diferentes talleres en la Cúpula del Milenio, ya que el primer Concurso de Disfraces Joven no tuvo el éxito esperado.

Valladolid continúa celebrando el Carnaval a golpe de diversión, en lo que ya son unas jornadas de risas, color y entretenimiento. La Cúpula del Milenio se volvió a convertir en la tarde de este lunes en un espacio destinado a talleres para los más pequeños de la casa, tales como cocina, globoflexia, máscaras y cuentacuentos. Y por no hablar de la Acera de Recoletos o la Plaza Alberto Fernández en la Rondilla, con mismo buen ambiente propiciado, en gran parte, a la ausencia de lluvia que no maltrató a Valladolid.

 

Eso sí, el gran evento que iba a tener lugar en la Cúpula, el primer Concurso de Disfraces Joven 2016 destinados a personas entre 14 y 30 años, tuvo que suspenderse ante la falta de inscritos. Un punto curioso dado que con el paso de la tarde los niños coparon el recinto junto a sus padres, pero parece ser que el atractivo no es tal para los no tan pequeños.

 

Al menos ellos sí que lo pasaron bien, desde luego. Uno con una máscara hecha por sí mismo, un padre que reía mientras pintaba la cara a su hijo o un chaval que llevaba el traje de lo que parecía un personaje televisivo bastante trabajado. El Carnaval, como bien diría en su día la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, no es uno de los puntos fuertes de Valladolid, pero al menos sí presta horas de diversión a aquellos que se animan a dar un paseo por la ciudad.

 

Y es que la Cúpula, Recoletos y otros espacios como la Plaza Martí y Monsó, Portugalete o el Teatro LAVA ya se han transformado estos días en lugares en los que escuchar buena música o al menos dejar entretenidos a los pequeños a base de creatividad. Si al menos no se trata de una gran fiesta en Valladolid, sin duda permite un buen rato de desconexión y aprendizaje.

 

Eso sí, todo tocara a su fin este martes con el bien sabido entierro de la sardina. Esta vez, en vez de ser el habitual evento a las puertas de la Cúpula del Milenio, se hará un recorrido que comenzará en Portugalete y llegará hasta la Plaza Mayor, pasando por Regalado y la calle Santiago, todo ello desde las 21.00 horas. Será la forma perfecta de decir adiós a un Carnaval en Valladolid que no es la alegría de la huerta en cuanto a fiestas, pero que bien saca la sonrisa de más de un niño.

Noticias relacionadas