El Campus de la Justicia de Valladolid en la zona de San Pablo genera escepticismo entre los comercios aledaños

El proyecto sigue “parado” tras años de negociaciones.

El proyecto ‘Campus de la Justicia’, presentado, años atrás,  por el grupo municipal Valladolid Toma la Palabra, es uno de las ideas más ambiciosas que se quiere llevar a cabo desde el Ayuntamiento de Valladolid, pero que aún no se ha podido aprobar por diligencias con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

 

En un pleno del mes de marzo,  Manuel Saravia, concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Viviendas del Ayuntamiento de Valladolid, aseguró que la Junta de Castilla y León ha podido “distorsionar y dilatar enormemente” los trámites relativos al Plan Especial de Reforma Interior en el entorno de San Pablo, necesario para poner en marcha el proyecto de Ciudad de la Justicia. 

 

"El proyecto sigue pendiente de un informe de la Junta de Castilla y León, es un tema complicado, que está llevando su tiempo", ha comentado Manuel Saravia a este periódico.

 

Los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento no tardaron en considerar este proyecto como “especulativo”, sobre todo, por el acuerdo en el que trabaja el equipo de Gobierno con empresas promotoras que le vendería el inmueble del antiguo Colegio El Salvador, lo que habilitaría el proyecto para la creación del Campus de la Justicia en el entorno de la plaza de San Pablo.

 

Este plan se pretende desarrollar en los terrenos del Colegio El Salvador de la Plaza San Pablo y en el  aparcamiento del antiguo Hospital Río Hortega. El principal escollo de este proyecto, es el acuerdo a varias bandas con las distintas empresas inversoras para la adquisición de este inmueble, y su posterior cesión al Consistorio a cambio de otros terrenos edificables en el centro de la ciudad, una de ellos el correspondiente a la Antigua Electra Vallisoletana situada en el Paseo Isabel la Católica.

 

Este proyecto afecta, directamente, al sector de la justicia en Valladolid, e indirectamente a los comercios ubicados próximos a los terrenos en los que se quiere desarrollar este ‘campus’. El escepticismo  y la incertidumbre reinan entre todas las opiniones que, pequeños y medianos comercios aledaños a la Plaza San Pablo, han declarado a este periódico.

 

“Todo lo que genere actividad y trasiego de gente es positivo, lo único es que no se sabe cómo se encuentra el proyecto”, comenta el dueño de un bar cercano a la plaza San Pablo. El traslado de competencias del antiguo al nuevo Hospital Río Hortega y la inactividad del Colegio el Salvador ha generado “menor afluencia” de la gente que iba a estos comercios a consumir.

 

Antes, cuando el Antiguo Hospital Río Hortega era el único centro sanitario de referencia en Valladolid y casi en Castilla y León, se acercaba mucha más gente que iba al hospital a visitar amigos o familiares o a ser tratado”, asegura un camarero de otro bar próximo al Colegio el Salvador.

 

Desde el Colegio de Abogados de Valladolid, valoran positivamente la reunificación de todas las sedes judiciales en un mismo espacio geográfico. “Lograr la unificación de las sedes judiciales sería algo positivo a la par que necesario para la ciudad de Valladolid”, afirmaban miembros de ICAVA.