El Caja Rural Aula Valladolid lo intenta pero no puede ante el todopoderoso Bera Bera
Cyl dots mini

El Caja Rural Aula Valladolid lo intenta pero no puede ante el todopoderoso Bera Bera

El equipo de Miguel Ángel Peñas pierde ante uno de los favoritos para alzar el título de liga (37-31)

37 Bera Bera: Alice Fernandes (portera, 15 paradas), Esther Arrojeria (1), Sara Gil (1), Eli Cesáreo (1), Adriana Cardoso (4), June Loidi (-), Cristina Polonio (3) -siete inicial- Mariane Oliveira (10), Alba Menéndez (2), Emma Boada (5), Laura Hernández (3), O’Mullony (3), Ainhoa Etxeberria (2), Mirene Moreno (2) y Maddi Aalla (portera, 1 parada).

31  Caja Rural Aula Valladolid: Carmen Sanz (12 paradas), Teresa Álvarez (2), Elena Cuadrado (4), Lorena Téllez (4), Cristina Cifuentes (2), Inoa Lucio (1) Amai G. De Garibay (5)- siete inicial- Elba Álvarez (3), Jimena Laguna (3)

Danila So Delgado (3), Malena Valles (2), Sara Molés (2), Elena García (-), Rafi (-), Savina (-) y Lulu Guerra (portera).

Parciales cada 5 minutos: 2-1, 6-4, 7-5, 12-8, 15-11, 19-14 (descanso), 22-16, 26-18, 30-23, 30-25, 33-27 y 37-31.

Árbitros: Tania Rodríguez y Lorena García. Excluyeron a Mariane Oliveira (2) June Loidi por el Super Amara Bera Bera; y a Inoa Lucio y Cristina Cifuentes por el Caja Rural Aula Valladolid.

No pudo ser. El Caja Rural Aula Valladolid chocó ante un gran Super Amara Bera Bera y no pudo sumar la tercera victoria de esta temporada. Las blanquiazules fueron todo el partido por detrás en el marcador tras un parcial inicial de 5-1, pero supieron aguantar mentalmente y tuvieron un balón para ponerse a dos goles cuando aún restaban siete minutos para el final. Pero se encontraron con Alice Fernandes en la portería y acabaron cediendo ante uno de los favoritos para ganar la Liga Guerreras Iberdrola (37-31)

 

El Caja Rural Aula Valladolid sabía que para tener opciones en el partido necesitaba correr y conceder pocas pérdidas porque el Super Amara Bera Bera es un equipo capaz de terminar con un encuentro al contraataque. Pero las donostiarras también tenían su propio plan. Y pasaba por obligar a las vallisoletanas a jugar en ataque estático para poder robar y lanzar su letal primera oleada. Las blanquiazules cayeron en la trampa de las locales y concedieron seis pérdidas durante los primeros minutos para verse rápidamente por detrás en el marcador (5-1, min 7).

 

Las de Miguel Ángel Peñas no encontraban el camino en ataque y se veían superadas en defensa por la calidad de las locale. Pero, poco a poco, se fueron metiendo en el partido. Con una gran Carmen en la porteria, las blanquiazules ajustaron su defensa y empezaron a imprimir más rapidez a su ataque para meterse en el encuentro. En el ecuador de la primera mitad, el Caja Rural Aula había conseguido ponerse a tan solo dos goles (7-5). El problema fue que cuando mejor estaban las vallisoletanas, se encontraron una y otra vez con una gran Alice Fernandes. La portera negó el gol una y otra vez a las pucelanas.

 

Pero ante el Super Amara Bera Bera, un suspiro es un mundo. Con dos buenas paradas de Fernandes y dos ataques fulminantes, las donostiarras volvieron a estirar el marcador hasta el 11-6 (min.18). Después de haber conseguido acercarse, las vallisoletanas vieron alejarse a las locales al ritmo que marcaba su portera.

 

Y la ansiedad por no conseguir más goles acabó lastrando a las blanquiazules, que acumularon demasiadas pérdidas y concedieron demasiado en ataque. Con todo esto a sus espaldas, el Caja Rural Aula Valladolid se fue al descanso cinco goles por detrás (19-14). Si quería tener opciones en la segunda mitad, el equipo pucelano iba a tener que cambiar muchas cosas en el vestuario.

 

Pero ante un equipo como el Super Amara Bera Bera es muy difícil variar el rumbo una vez que está marcado. Las blanquiazules mejoraron en defensa, pero sus robos no se tradujeron en goles por culpa de Alice Fernandes, que volvió a echar el cerrojo a su portería. El muro que suponía la portera lastró al Caja Rural Aula Valladolid, que empezó a acumular parciales negativos muy peligroso. Ni las exclusiones locales ni las acciones individuales pudieron dar la vuelra a un choque que a falta de quince minutos dominaba con claridad el Super Amara Bera Bera (30-23).

 

Hasta ese momento, la única buena noticia para las vallisoletanas es que no se rindieron a pesar de que en ningún momento dominaron el partido. A falta de nueve minutos para el final, con una menos en la pista y después de conseguir que el Super Amara Bera Bera no anotara durante ocho minutos, Sara Molés colocó a tres goles al Caja Rural Aula Valladolid (30-27). Después de llegar a perder hasta de ocho goles, las blanquiazules habían conseguido pelear hasta el final, pero volvieron a encontrarse con Alice Fernandes en la portería y no pudieron doblegar a las locales, que reaccionaron en los últimos minutos (37-31). Durante el transcurso del encuentro, Elena Cuadrado tuvo que retirarse tras recibir un fuerte golpe y ya no pudo reincorporarse al juego.

 

Tras esta derrota, el Caja Rural Aula Valladolid tendrá una semana de descanso por el parón de la Liga Guerreras Iberdrola. Las vallisoletanas volverán a la competición el miércoles 13 de octubre, cuando recibirán al Rocasa Gran Canaria en Huerta del Rey.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: