El BSR Valladolid reparte ilusión entre los más pequeños

La representación del Fundación Grupo Norte posa con los regalos

Una representación del Grupo Norte acudió al Hospital Río Hortega, donde un total de catorce niños desde bebés a niños de once años recibieron los presentes.

Una representación del Fundación Grupo Norte, con los técnicos José Antonio de Castro y Pablo Martín, los jugadores Pablo Lavandeira y José Luis Robles, y el directivo del club vallisoletano y exjugador, Luismi Sánchez, han repartido ilusión entre los más pequeños, en este caso, entre los niños ingresados en el Hospital Río Hortega de la capital, gracias a la generosidad de El Corte Inglés, que ha cedido los regalos.

 

Ya es el tercer año en el que la entidad morada realiza esta acción solidaria, patrocinada por uno de los más importantes grandes almacenes de España, y cada año resulta una experiencia más positiva y reconfortante, ya que no hay palabras para describir la alegría de los niños y el agradecimiento de los padres, que por un momento olvidan su situación personal y disfrutan de la felicidad de sus hijos cuando abren los regalos entregados por los miembros del Fundación Grupo Norte.

 

Un total de catorce niños desde bebés a niños de once años han recibido los presentes llevados por los 'Reyes' del equipo vallisoletano, capitaneado por su entrenador, José Antonio de Castro, y han podido aparcar sus dolencias para dar paso a una alegría desbordada al desenvolver los regalos aportados por El Corte Inglés, que siempre ha mostrado su compromiso con los más desfavorecidos, en este caso, con los niños hospitalizados.

 

A buen seguro que esa felicidad se ha convertido en una inyección de fuerza para recuperarse cuanto antes, poder irse a sus casas lo más pronto posible y volver a su rutina habitual, a ver en unos días a sus compañeros de colegio, a jugar en las calles y a dibujar una sonrisa permanente en sus caras y en la de sus familiares.

 

Por su parte, los miembros del Fundación Grupo Norte que han dedicado su tiempo a repartir esa alegría entre los más pequeños, se han llevado una dosis de esa capacidad de los niños de abstraerse de lo que sucede y vivir sus sueños, en forma de regalos, para salir del centro hospitalario con más energía si cabe.

 

El próximo año, el Fundación Grupo Norte volverá a cumplir con lo que se ha convertido en una tradición, y en un valor más de un club que no solo da ejemplo deportivo en la cancha, sino que es un referente de solidaridad y compromiso fuera de ella