El BSR Valladolid dice adiós a la Copa en cuartos de final

Una acción del partido ante el Ilunion.

El cuadro vallisoletano luchó por conseguir la sorpresa pero cayó (69-54) ante uno de los favoritos a todos los títulos.

CD Ilunion (69): Stix (0), Pablo Zarzuela (8), Latham (12), Muiño (0), Bywater (13) –cinco inicial- Vera (4), Alejandro Zarzuela (11), Llambi (2), Silvela (0) y Hawkins (19).

 

BSR Valladolid (54): Prieto (12), Soria (6), Pérez (0), Dor Onn (24), Jasso (4) –cinco inicial- Ortega (0), Bártolo (0), Robles (2), Lavandeira (0), López (4) y Sanz (2).

 

Polideportivo Los Guindos, Málaga

 

ÁRBITROS: González, Forero y Solórzano.

 

INCIDENCIAS: Partido de cuartos de final de la Copa del Rey de Baloncesto en Silla de Ruedas

El BSR Valladolid no ha podido conseguir la hazaña y, aunque presentó lucha hasta el final, poco pudo hacer ante la calidad de un Ilunion que, esta temporada, está llamado de nuevo a hacerse con todos los títulos en juego, incluído el de Copa del Rey, competición que ha comenzado con mucha intensidad y con la clara intención de no dar lugar a sorpresas.


Ya desde el inicio el conjunto madrileño quiso demostrar que no estaba dispuesto a correr ningún riesgo y, por ello, salió con una defensa organizada y seria y con sus artilleros -Bywater y Latham -con las baterías cargadas, lo que se tradujo en un 12-5 que obligó a José Antonio de Castro a solicitar un tempranero tiempo muerto. El cuadro vallisoletano también mostró un buen nivel defensivo pero en ataque cometió errores, lo que aprovechó el Ilunion para mantener el control del marcador, llegando al final del primer cuarto con siete puntos de ventaja (18-11).


En el segundo cuarto, el Fundación Grupo Norte apretó en defensa, pero en ataque se encontró no sólo con la barrera impuesta por el conjunto madrileño, sino con la rigurosidad de los colegiados, que les impidió recortar diferencias y, a pesar de que nunca tiraron la toalla, y que encontraron en Dor Onn una gran seguridad, no consiguieron frenar la calidad de jugadores como Hawkins. Así se llegó al descanso con el resultado de 33-22, que complicaba mucho las cosas a los vallisoletanos.

 

Tras la reanudación, el Ilunion puso boca arriba todas sus cartas, dispuesto a romper el partido, y poder afrontar con más tranquilidad los últimos minutos, pero se encontró con Prieto, con la lucha de Soria y Jasso, y con un magnífico Dor Onn tanto en la dirección de juego como en el capítulo anotador y, en el minuto 34, la renta no llegaba a los diez puntos (39-30). Entonces surgió la figura de Hawkins lo que, unido a algunos fallos por parte del conjunto morado, permitió a los de José Manuel Artacho alcanzar los 17 puntos de diferencia (53-36) en el tercer cuarto.


Esa renta llegaría hasta los 21 puntos (57-36), dejando al BSR Valladolid prácticamente anulado en cuanto a una posible reacción, aunque no bajó los brazos y mantuvo el tipo hasta el final, al que se llegó con el definitivo 69-54, que da el pase a semifinales al Ilunion, vigente campeón de liga y Copa del Rey, y favorito a revalidar ambos títulos.