El BSR Valladolid cae ante el Galatasaray y mira a la Willi Brinkmann de Turquía

Lalo Prieto, ante un jugador del Galatasaray

El Fundación Grupo Norte se despide de la Euroliga con solo una victoria, tras perder en el último partido frente al conjunto turco (60-50).

FICHA TÉCNICA

GALATASARAY SK: Yilmaz (29), Gundogdu (6), Abedi (11), Hadiazhar (8), Korkmaz (2)  –cinco inicial- Poggenwisch (0) y Ar (4).

 

FUNDACIÓN GRUPO NORTE: Robles (0), Soria (4), Pérez (16), Prieto (20), Jasso (8) –cinco inicial- Isa López (0), Lavandeira (0) y Szulc (2).

 

PARCIALES: 1º Cuarto: 15-18 / 2º Cuarto: 10-11 / 3º Cuarto: 19-11 / 4º Cuarto: 16-10.

 

ÁRBITROS: Villard (Francia), Pecinger (Croacia) y Lakic (Bosnia).

 

INCIDENCIAS: Penúltimo encuentro del grupo B de la Euroleague 1, disputado en el Polideportivo Alberto Muro, Porto Torres (Italia).

El Fundación Grupo Norte no ha realizado una buena competición. Pudo haber ganado hasta tres partidos pero, al final, víctima de sus propios errores y del nerviosismo y la presión, solo consiguió apuntarse uno, el que se llevó ante Le Cannet francés, que ha quedado en última posición, lo que le sitúa en la cuarta plaza del Grupo B de esta Euroleague 1, que le da derecho a disputar la Copa de Europa Willi Brinkmann en Yalova (Turquía), del 27 al 30 de abril.

 

La mejor palabra para definir la participación vallisoletana en esta competición es decepción, ya que el equipo pudo haber hecho mucho más, pero no supo estar a la altura de las circunstancias y se dejó llevar por el nerviosismo, cometiendo numerosos fallos en pases y lanzamientos, que lastraron su juego, lo que quedó en evidencia en el último encuentro disputado ante el Galatasaray turco, en el que comenzaron bien, pero que no fueron capaces de rematar, al perder la concentración.

 

Los pupilos de José Antonio de Castro volvieron a demostrar que pueden estar a un gran nivel o dejarse llevar por la presión como los niños en un patio de colegio y, así, realizaron una gran primera mitad y una segunda parte para olvidar, con numerosos fallos, balones perdidos -hasta veinte contabilizaron en el partido- y una defensa que se fue diluyendo al verse por debajo en el marcador.

 

Así, los dos primeros cuartos fueron claramente dominados por el Fundación Grupo Norte, que realizó una buena defensa y que volvió a tener en Adrián Pérez y Prieto a sus referentes ofensivos, ante un conjunto turco que se quedaba sin ideas y que se mostraba impotente en su zona, arrollado por la mayor ambición de los vallisoletanos. Gracias a esa intensidad, pudieron acabar el primer cuarto con una ventaja de tres puntos (15-18), que se amplió hasta los cuatro antes del descanso (25-29).

 

Obviamente no eran diferencias como para poder relajarse y afrontar con comodidad los dos últimos cuartos, pero la escuadra morada se vio superada por un Galatasaray que aprovechó el acierto de Yilmaz para dar la vuelta al resultado y llevar toda la presión hacia el lado español.

 

Y ahí acabó el partido para los vallisoletanos, ya que no fueron capaces de reaccionar para recuperar el buen nivel mostrado en la primera mitad y, al final, ya impotentes y mentalmente bloqueados, cayeron ante los turcos (60-50), lo que les dejó relegados a la cuarta plaza, que les llevará a jugar la Copa de Europa Willi Brinkmann, precisamente, en Turquía, con lo que ello conlleva -desplazamiento muy largo y mucho más caro-, ya que el objetivo era clasificarse en la tercera plaza y poder ir a Toulouse (Francia) para disputar la Andrè Vergauwen.

 

El equipo regresará a Valladolid el domingo por la tarde de su periplo italiano con muchas cosas por corregir en la mochila, sobre todo, en el plano psicológico, ya que la falta de concentración y la incapacidad de gestionar la presión ha sido determinante para no poder conseguir las metas, y es necesario afrontarlo para regresar a la liga con la máxima determinación, y para poder jugar la Copa del Rey con la ilusión como bandera, en busca de un bálsamo que suavice la herida de esta Euroliga.

 

El Fundación Grupo Norte debe encontrar la seguridad y confianza en sí mismo y la estabilidad y regularidad que obtuvo en los últimos encuentros de la competición doméstica, sobre todo tras vencer al vigente campeón de Europa, de liga y Copa, el Ilunion, que en esta ocasión no han podido demostrar.

Noticias relacionadas