El BSR Valladolid buscará el bronce

Dos jugadores de ambos equipos pelean por el balón

El Fundación Grupo Norte sucumbió ante el Ilunion (88-48), que se marchó en el marcador tras el descanso, y luchará por el tercer puesto.

CD ILUNION: Alejandro Zarzuela (10), Latham (30), Muiño (0), Silvela (0), Mena (29) –cinco inicial- Conde (0), Vera (2), Pablo Zarzuela (0), Sánchez (6), Revuelta (0), Bywater (4) y Ortega (7).

 

FUNDACIÓN GRUPO NORTE: Robles (4), Soria (8), Pérez (12), Szulc (7), Jasso (11) –cinco inicial- Roche (0), Isa López (2), Álvaro López (0) y Lavandeira (4).

 

PARCIALES: 1º Cuarto: 20-14 / 2º Cuarto: 15-15 / 3º Cuarto: 22-11 / 4º Cuarto: 31-8.

 

ÁRBITROS: Rebollo, Mullet y Forero. No hubo eliminados.

 

INCIDENCIAS: Primera semifinal de la Copa del Rey de Baloncesto en Silla de Ruedas, disputado en el Polideportivo Pumarín, Oviedo.

El Fundación Grupo Norte quiere llevarse la medalla de bronce a Valladolid, y por ello el técnico vallisoletano, José Antonio de Castro, al ver que era imposible poder superar al Ilunion ante la escasez de banquillo y el cansancio acumulado de sus jugadores de referencia, tras haber cuajado una gran primera mitad, dio minutos a los menos habituales para tratar mañana de hacerse con la tercera plaza, a priori, ante el Amfiv de Vigo, que juega su semifinal ante el Amiab Albacete.

 

Los vallisoletanos, con el importante hándicap de no tener a Lalo Prieto, salieron con descaro a tratar de volver a sorprender a los madrileños -como ya hicieron en liga- y, con un ataque fluido y un elevado nivel de acierto ante una defensa muy presionante y ordenada del Ilunion, lograron mantenerse con mucha dignidad en el partido, ya que al descanso tan solo les separaban seis puntos del vigente campeón de Copa (29-35).

 

Ese esfuerzo realizado en la primera mitad, más el cansancio acumulado tras los cuartos de final ante Gran Canaria, poco poco fueron haciendo mella en el conjunto morado, que aguantó hasta que les duró la gasolina y pudieron mantener el nivel defensivo. A partir de ese momento, el Ilunion desplegó todo su arsenal, con Roberto Mena y Latham haciendo valer su capacidad de tiro, lo que le hizo ir despegándose más en el marcador (40-57).

 

Ante la imposibilidad de poder hacer nada ante el potente Ilunion, De Castro optó por aprovechar para dar minutos a jugadores menos habituales como Kevin Roche, Álvaro López o Isa López, mientras que su rival mantuvo a su quinteto estelar para seguir ampliando la renta hasta el definitivo 88-48, que no refleja con exactitud lo sucedido en el encuentro, ya que los vallisoletanos hicieron una gran primera mitad, luchando contra todos los elementos.

 

Este domingo, los de José Antonio de Castro tratarán de luchar al máximo por esa medalla de bronce que supondría una importante inyección anímica tras los últimos resultados cosechados por el equipo.

Noticias relacionadas