El BSR Valladolid afronta la Copa con la máxima ilusión

Imagen de un partido anterior entre el BSR Valladolid y el Mideba Extremadura

El Fundación Grupo Norte disputa este fin de semana el torneo del 'KO' en Burgos, en la edición "más igualada".

El Fundación Grupo Norte se prepara para afrontar, este fin de semana, en Burgos, la Copa del Rey, una competición en la que confía hacer un buen papel y a la que acude dispuesto a llegar lo más lejos posible, aunque para ello deberá mantener la buena racha de juego mostrada en los últimos encuentros, puesto que va a estar muy igualada y cualquiera puede quedar fuera a las primeras de cambio.

 

De hecho, en opinión del técnico del conjunto vallisoletano, José Antonio de Castro, “es la edición de la Copa del Rey más igualada que se ha visto, ya que todos los equipos llegan en un gran estado de forma y no hay un favorito claro, si bien Ilunion, Amiab Albacete y Bilbao pueden partir con algo más de ventaja”. De ahí que todos los participantes quieran poner toda la carne en el asador para tratar de llevarse un título que, habitualmente, ha ido a parar a manos del Ilunion pero que, este año, está más abierto y pueden darse muchas sorpresas.

 

El rival de cuartos de final del Fundación Grupo Norte es el Mideba Extremadura (sábado, 12:00 horas), un equipo al que ya han conseguido ganar esta temporada en liga, en su feudo, pero que buscará sacarse esa espina en la competición del K.O ya que, a un partido, y con los nervios a flor de piel, todos tienen sus opciones. Y eso los valllisoletanos lo tienen claro, con lo que su objetivo es, en primer lugar, mantener el buen juego desplegado en sus últimos compromisos, para superar al cuadro extremeño y, así, poder avanzar a las semifinales de la Copa del Rey donde, a priori, se verían las caras con Bilbao, si bien para ello éste deberá vencer en cuartos al ACE Gran Canaria.

 

Mideba es un equipo peligroso, que cuenta con buenos defensores, como el argentino Villafañe y el mexicano Sandoval, y que este año se ha reforzado con el iraní Hadiazhar y el francés Houcine, quienes han aportado un plus a los extremeños. Además, tienen una plantilla extensa que les permite hacer varias rotaciones, una ventaja que, junto al estado de forma y las rachas que se consigan, serán las que decanten la balanza hacia un lado u otro, en éste y en el resto de partidos.

 

El Plantío, en Burgos, será el escenario del choque. Un escenario que trae muy buenos recuerdos a De Castro, puesto que fue allí donde debutó como jugador en la máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas nacional, y que confía que le dé suerte para realizar una gran competición a todos los niveles.