Tribuna mini Saltar publicidad
Banner las tinajas 800x800px file

El brote de Íscar y Pedrajas alcanza 59 positivos, con 91 contactos en estudio

Centro de Salud de Íscar. M. ORTEGA

Hay un menor aumento de nuevos casos de coronavirus en sendos municipios, que se encuentran en su segundo día de confinamiento.

El brote de coronavirus registrado en la zona básica de salud de Íscar y que ha obligado a confinar los municipios vallisoletanos de Íscar y Pedrajas de San Esteban suma ya 59 positivos, con 91 contactos en estudio, según ha informado este lunes la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien no obstante ha constatado "un menor aumento" de nuevos casos.

 

Casado ha comparecido para informar de la situación epidemiológica en la Comunidad, especialmente del caso de estos dos municipios confinados, donde 50 de los 59 positivos se corresponden con el brote identificado, a los que se suman otros nueve no vinculados.

 

Verónica Casado ha agradecido a los vecinos y alcaldes de estas localidades el "esfuerzo" que están haciendo y el "talante de los vecinos" a la hora de "entender la situación" y adoptar medidas complementarias en el ámbito municipal. Asimismo, ha reconocido la "magnífica respuesta" de los jueces ante las peticiones realizadas por la Consejería.

 

Junto a esta zona, se encuentra también en nivel rojo el área de Aranda de Duero, en la provincia de Burgos, con una situación actual de transmisión comunitaria o aumento significativo de contagios, por lo que se aconseja "restringir al máximo" el contacto social.

 

En cuanto a las zonas básicas de salud en nivel amarillo, la consejera ha recomendado "evitar contactos innecesarios y reducir actividades, mientras que para toda la Comunidad ha pedido "no relajar" las medidas de prevención o evitar aglomeraciones.

 

OTROS BROTES

 

Junto a estos brotes, existen otros en la provincia de Burgos en Miranda de Ebro y la capital; otro estabilizado en León; uno en Chañe (Segovia); dos en la provincia de Soria en una granja y en un centro social de Cruz Roja, este último con 17 positivos; también en la provincia de Salamanca, con seis positivos, y en Zamora, con cuatro casos de origen familiar en Manganeses de la Polvorosa, mientras que en Valladolid permanece estable el brote de La Cistérniga y se mantienen contactos para valorar el levantamiento del confinamiento domiciliario en el del barrio de las Delicias en la capital.

 

Ante esta situación, Verónica Casado ha anunciado que se intensificará la vigilancia y se ha dado orden de comenzar a peinar el cien por cien de las residencias, tanto públicas como privadas.

 

También ha destacado la consejera la alta proporción de rastreadores con que cuenta Castilla y León, 615, por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de uno por cada 5.000 habitantes, 36 de ellos para la provincia de Ávila, 114 en la de Burgos, 66 en León, 35 en Ponferrada, 42 en Palencia, 90 en Salamanca, 40 en Segovia y en Soria, 53 en Valladolid Oeste, 52 en Valladolid Este y 47 en Zamora.

 

Casado ha destacado su labor "fundamental" para controlar estos brotes y evitar la transmisión comunitaria, algunos de los cuales "han estado trabajando de forma voluntaria este fin de semana haciendo pruebas PCR.

 

Sobre la existencia o no de una segunda ola, la consejera ha asegurado que "nunca" se llegó a salir de la primera, por lo que ha insistido en "no bajar la guardia" y a pedido "no hacer una herramienta política" de cuestiones como el de los consultorios médicos.

 

Así, ha recordado que se trata de normas promovidas por Ministerio y ha advertido de que un sólo positivo en una sala de espera en un centro de salud puede provocar más de una veintena de contagios. En cualquier caso, ha insistido en que "se va a atender" los usuarios y ha pedido comprensión porque "todo es distinto en época de pandemia".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: