El brote de Íscar alcanza los 49 positivos y se detectan 9 casos no relacionados con el origen
Tribuna mini Saltar publicidad
P 800x800 tribuna bonoshost ava 021220 file
Cyl dots mini

El brote de Íscar alcanza los 49 positivos y se detectan 9 casos no relacionados con el origen

Avícola Íscar. GRUPO HIDALGO

Hay sospechas de "una alta posibilidad de transmisión comunitaria en la zona", según el auto judicial

El Juzgado de Instrucción Número 6 de Valladolid ha autorizado a la Junta a aplicar las medidas de contención de la Junta en los municipios vallisoletanos de Íscar y Pedrajas después de que Sanidad haya detectado nueve casos positivos sin vinculación directa con el origen del brote, en un matadero de aves de la localidad iscariense, tras su investigación epidemiológica, hecho que "hace sospechar una alta posibilidad de transmisión comunitaria en la zona".

 

Según refleja el auto del juez, al que ha tenido acceso Europa Press, el informe presentado por la Dirección General de Salud Pública justificativo refleja que en los municipios de Íscar y Pedrajas de San Esteban se han registrado, en un brote iniciado el 19 de julio de 2020 y hasta la fecha, un total de 49 casos confirmados por la COVID-19.

 

Según consta en informe del Servicio de Epidemiología, el 23 de julio se notifica el primer positivo en un varón de 46 años --considerado caso índice hasta la fecha--, cuyos síntomas comenzaron cuatro días antes, el 19 de julio de 2020. El hombre, cuyo positivo con PCR se confirma un día antes, el 22 de julio, declara que trabaja en el matadero de aves de Íscar.

 

A partir de ese momento, relata el auto, da comienzo la investigación de sus contactos estrechos familiares, aquellos otros con los que comparte coche para desplazarse al trabajo y a los contactos laborales.

 

El 24 se tiene conocimiento de otros dos casos confirmados relacionados con el "caso índice" y al tener tres casos epidemiológicamente relacionados se declara como nuevo brote activo al Centro Coordinador de Alerta y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad.

 

El brote, explica el Juzgado de Instrucción Número 6 de Valladolid, se ha extendido a la Comunidad Autónoma de Extremadura con un primer caso detectado allí el 27 de julio de 2020 en la mujer de un caso confirmado trabajador del matadero de aves de Íscar, y que fue comunicado desde los servicios de salud pública extremeña.

 

Este brote de COVID-19 que inicialmente comenzó afectando a personas relacionadas con el matadero de aves, afecta en la actualidad a 49 personas. La mayor parte de los casos pertenecen a los municipios de Íscar (20 casos) y Pedrajas de San Esteban (17 casos). Y el 82 por ciento de los casos son de la zona básica de Salud de Íscar.

 

De los 49 casos relacionados con el brote, 22 (45 por ciento) son trabajadores del matadero de aves de Iscar y el resto tiene algún tipo de relación con los anteriores, fundamentalmente "convivientes familiares estrechos". El 57 por ciento de los casos son asintomáticos y en los que han presentado síntomas, estos son leves, detalla el auto.

 

"A fecha 31 de julio de 2020, se han declarado otros nueve casos confirmados recientes de COVID-19 en los municipios de Íscar y Pedrajas de San Esteban, en los que no se ha encontrado una vinculación directa con el brote tras su investigación epidemiológica. Este hecho hace sospechar una alta posibilidad de transmisión comunitaria en la zona", explica.

 

Por todo ello, el juez ha procedido a autorizar la Orden de la Consejería de Sanidad de la Junta de fecha 31 de julio de 2020 y las medidas contenidas en la misma, medidas reflejadas en el fundamento de derecho segundo de esta resolución.

 

Se trata, según recoge el auto, de medidas justificadas, idóneas al fin perseguido que no es otro que preservar la salud de la población y proporcionadas, pues no se propone un confinamiento domiciliario sino una restricción o limitación de la libre entrada y salida de personas, con una amplia posibilidad de excepción justificada y que en ningún caso afectan a la circulación de personas residentes dentro de los municipios afectados.

 

Por último, obliga a la Junta a presentar, en el plazo máximo de 48 horas, la identificación y test PCR positivos de los nueve casos en los que no se ha encontrado una vinculación directa con el brote.