El brote de coronavirus en el matadero de Íscar obliga al Ayuntamiento a aplazar actividades
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El brote de coronavirus en el matadero de Íscar obliga al Ayuntamiento a aplazar actividades

Vista de Íscar desde su castillo. JUANJO TOREADOR

El Consistorio pide a la población, sobre todo a los jóvenes, responsabilidad y evitar comportamientos incívicos en peñas y zonas de ocio

El Ayuntamiento de Íscar (Valladolid) ha decidido aplazar las actividades culturales que tenía programadas para esta semana por "responsabilidad" tras conocerse el contagio por coronavirus de algún trabajador del matadero Avícola Íscar, donde, hasta el momento, se ha confirmado un brote de cinco positivos y ocho personas en estudio de contactos, mientras se realizan pruebas a unos 40 trabajadores.

 

"Esta decisión se toma por un doble motivo, uno es asegurar la Salud, evitando las actividades donde se puedan concentrar vecinos, y otro, muy importante, es hacer un llamamiento a toda la población, sobre todo a nuestros jóvenes", señala el Consistorio en una nota informativa.

 

Y es que desde el municipio se hace hincapié en la "impotancia vital" de "ser responsables". Una premisa que es necesario reiterar después de que el Ayuntamiento haya recibido "quejas" de "comportamiento incívicos" durante el pasado fin de semana en las peñas y zonas de ocio de la localidad. "Pueden tener consecuencias no deseadas", advierte el Consistorio.

 

"No es nuestra idea generar alarmismos, pero seguimos insistiendo en pedir la utilización de mascarillas, distancia sociales e higiene personal de manos", continúan, para pedir colaboración y precisar que se trata de una situación "controlada" por las autoridades sanitarias.

 

Asimismo, el Ayuntamiento agradece a los grupos de baile, Danzas Virgen de los Mártires y Sevillanas Hierbabuena,  que iban a actuar esta semana su comprensión ante la medida tomada. "Vivimos momentos muy difíciles y hemos de tomar todas las precauciones con la mayor antelación posible, a fin de evitar medidas más drásticas". 

 

El municipio celebraría del 31 de julio al 4 de agosto sus fiestas populares, pero, como en el resto de Castilla y León, el Ayuntamiento decidió suspender los actos con motivo de la crisis sanitaria.

Noticias relacionadas