El botellón de Carnaval vuelve a imponerse en Valladolid

Jóvenes en Moreras durante el lunes de Carnaval. CÉSAR R.C.

Pese al dispositivo policial, cerca de mil jóvenes se reunieron en Moreras para consumir alcohol.

El lunes de Carnaval es tradición para los jóvenes vallisoletanos reunirse en Moreras para hacer botellón. Un ‘evento’ que, pese al dispositivo policial, no pudo evitarse en este 2020 y unas mil personas se adueñaron del céntrico lugar de la capital.

 

La presencia de agentes no aguó la fiesta de los jóvenes, muchos de ellos menores, que tomaron las zonas de Moreras y La Rosaleda para celebrar su carnaval. “No se puede hacer nada, no se puede frenar. Tratamos de reducirlo al mínimo con el dispositivo”, explican desde la Policía de Valladolid.

 

Los tiempos han cambiado y desde el cuerpo reconocen que “hace años había poca gente”, pero ahora “se ha masificado”. “Es incontrolable”, lamentan. Sobre la opción de incrementar todavía más el dispositivo para intentar evitar el botellón, señalan que “si quieren hacerlo, lo harán en cualquier otro lugar”. Además, recuerdan que “no se puede hacer nunca”.

 

El dispositivo de la Policía Local por el lunes de Carnaval se saldó con cuatro menores atendidos por intoxicación etílica, 71 actas de intervención de alcohol, 33 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y cinco actas de aprensión de drogas, además de otras cinco por actos vandálicos.

 

Incluso hubo hasta, al menos, un robo. Un joven de 18 años sustrajo el móvil a otro después de propinarle un puñetazo y romperle el labio. Minutos más tarde fue identificado, detenido y denunciado.

Noticias relacionadas