El BM Atlético Valladolid arrolla al Bordils y no pierde comba con los de arriba (37-26)

Una acción del encuentro entre BM Atlético Valladolid y Bordils. A. MINGUEZA

Los de Nacho González firmaron un partido serio, fueron siempre por delante en el marcador y siguen en la parte alta de la tabla. César Pérez realizó un gran encuentro.

FICHA TÉCNICA

 

37 - BM Atlético Valladolid: Grossi, Turrado, De la Rubia, Fernando Hernández, César Pérez, Roberto Pérez y Viscovich jugaron de inicio.

 

26 - Hanbol Bordils: Farrerons, Ferrer, Oriol Márquez, Nonó, Canyigueral, Reixach y Jordi González jugaron de inicio.

 

Parciales: 5-2, 7-4, 9-5, 11-6, 15-8, 18-12. (Descanso). 23-14, 26-15, 27-19, 30-21, 34-23, 

 

Incidencias: Decimonovena jornada de Liga de División Plata celebrada en Huerta del Rey ante unos 1.200 espectadores.

El Balonmano Atlético Valladolid sigue en su pelea por la búsqueda de los puestos altos de la tabla tras imponerse por 37-26 al Handbol Bordils, que al principio presentó algo de resistencia pero finalmente acabó cayendo ante la evidencia. A pesar de todo Go Fit y Barcelona B también hicieron los deberes, así que los de Nacho González deberán tener paciencia.

 

Y estaba claro que los de Valladolid sabían lo que había en juego. A saber qué les diría el entrenador antes de comenzar el encuentro, que en un abrir y cerrar de ojos el vendaval azul puso el 5-0 en el electrónico, consciente de que estos partidos en casa hay que ganarlos si se quiere aspirar a los puestos punteros de la tabla. Y ahí estaba Fernando Hernández, quien tiró del carro en primera instancia hasta que las cosas se igualaron pese a que los vallisoletanos mantuvieron la ventaja en el marcador.

 

Poco a poco, y con el trascurso de los minutos, el Atlético Valladolid fue mostrando las señas que han venido enseñando en lo que va de temporada. Cierto acierto goleador, una defensa que, si bien dejaba lugar al despiste en alguna ocasión, se mostraba más o menos sólida y un César Pérez que se hizo enorme para los rivales del Bordils.

 

En esas que a los locales les dio por ponerse serios, y una vez más emergió la figura de Hernández por encima de la del resto. El lateral no dudó en echarse al equipo a las espaldas y a base de goles, mientras los catalanes terminaban por desesperarse, el conjunto vallisoletano terminó de asentar la ventaja. Entre eso, el incremento del acierto en ataque y César Pérez, el éxito parecía garantizado. Y es que Huerta del Rey terminó por reconocerle al César lo que es del César con una tremenda ovación, más que merecida antes del descanso, al que se llegó con  18-12 en el marcador.

 

La segunda parte no vino sino a confirmar la primera, e incluso puso las cosas más feas para los catalanes. Es una obviedad que el Bordils pierde en demasía fuera de casa, y de ello terminaron de aprovecharse los de Nacho González. La exclusión de David Maso nada más volver de vestuarios sirvió para que el marcador local se disparara para asegurar la renta.

 

Y ahí se acabó todo. Ataque tras ataque, los de azul comenzaron a castigar la portería de Jordi González, ante lo que este poco pudo hacer. Primer Grossi, de nuevo Hernández, acto seguido De la Rubia. A punto estuvo la red de la portería de ceder ante tanta insistencia, de manera que el tanteo habitual rondaba los diez goles de diferencia. Y es que el Atlético Valladolid cuando quiere, sabe jugar, y este sábado era uno de esos días en los que tocaba que Huerta del Rey disfrutase.

 

Finalmente, 37-26 en el electrónico y el Balonmano Atlético Valladolid que, tras realizar un encuentro en el que se gustó, tendrá que esperar para ponerse por delante de Barcelona B y Go Fit, que también cumplieron en sus partidos. Pero esto no para.