El Betis tira de efectividad ante un nulo Real Valladolid

Guardiola, en el suelo. A.MINGUEZA
Ver album

El Pucela sucumbió (0-2) sin crear mucho peligro contra un rival que aprovechó las dos que tuvo.

REAL VALLADOLID: Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Keko (Anuar, min.62), Míchel (Ünal, min.82), Alcaraz, Hervías (Verde, min.54); Óscar Plano y Sergi Guardiola.

BETIS: Pau López; Barragán (Guardado, min.35), Mandi, Javi García, Feddal, Francis; Carvalho, Kaptoum, Canales; Lainez (Joaquín, min.46) y Sergio León (Sidnei, min.78).

GOLES: 0-1, minuto 45+3: Mandi; 0-2, minuto 87: Joaquín.

ÁRBITRO: Mostró tarjeta amarilla al local Nacho y a los visitantes Canales y Feddal

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 25 de LaLiga Santander, disputado en el Estadio José Zorrilla ante 20.126 espectadores.

El Real Valladolid sigue sin levantar el vuelo y sin hacerse fuerte en casa. Este domingo tenía muchas cosas a su favor para marcar y ganar tres jornadas después, pero no lo consiguió. El Betis, que hizo bien su trabajo, tiró de efectividad y aprovechó el final de cada tiempo para asestar dos golpes que derivaron en el 0-2.

 

Con un equipo que venía de ser eliminado de la Europa League y con otro de perder en el Camp Nou, el partido se presentaba atractivo porque ambos debían tomarse la revancha. Pero no fue así, en un inicio controlado por el Pucela, aunque sin ocasiones claras. Sí estrelló balones contra defensas y provocó saques de esquina, pero hasta casi la media hora no probó a Pau López, que atrapó el disparo lejano de Plano sin mayores apuros.

 

Lainez, el más activo de los verdiblancos, devolvió el aviso y probó a Masip, aunque el remate del mexicano no iba entre los tres palos. Se animó el encuentro y Guardiola tuvo la más clara en la recta final del primer tiempo. Óscar Plano llevó el faro de un contragolpe que dejó al delantero con el balón en el área, pero no supo finalizar bien la acción.

 

Cuando el 0-0 parecía que iba a ser el resultado al descanso, una falta al revés dio la vida al Betis. Alcaraz robó el balón a Lainez y este agarró al blanquivioleta; acción que vio todo el mundo menos el colegiado, que señaló la infracción en contra del Pucela. Un toque en corto para Canales, un centro a la olla, una mala salida de Masip y un golazo con un remate acrobático de Mandi fueron los protagonistas del 0-1 el en el tiempo de añadido.

 

Mazazo para los blanquivioletas, aunque no perdieron la cara en la segunda parte. Lainez tuvo que ser sustituido al descanso y fue el segundo cambio de los visitantes, puesto que el exblanquivioleta Barragán se marchó lesionado en el primer tiempo. Sergio González también movió el banquillo y dio entrada a Verde, que probó suerte con una falta lejana que golpeó en la parte superior de la red.

 

No estuvo conforme el técnico blanquivioleta, que cambió el 1-4-4-2 inicial por un 1-3-5-2, tras la entrada de Anuar. Alcaraz retrasó su posición para sacar el balón con más claridad desde la defensa. Ganó balón el Real Valladolid, aunque muy lejos de la portería rival.

 

Quien estuvo cerca de ella fue Sergi Guardiola, que cabeceó una pelota tras un saque de esquina y se topó con un paradón de Pau López, que salvó el gol en la línea. Un empate que nunca llegó y una diferencia en el marcador que se agrandó. Con el Pucela volcado en ataque, aunque sin encontrar huecos, una buena jugada de Canales derivó en el 0-2, que se lo regaló a Joaquín.

 

La derrota deja al Real Valladolid a tres puntos del descenso, después de otra jornada sin marcar ni ganar (ya van cuatro). Sergio deberá seguir buscando la tecla para revertir una situación que se antoja complicada. Así, el próximo sábado (13:00 horas) tratará de vencer a un Espanyol que quiere alejarse más de la zona roja.

Noticias relacionadas