Cyl dots mini

El Benito Menni cuenta con Diego, un robot que acortará la rehabilitación neurológica

Con Diego, el robot que mejorará la rehabilitación neurológica

Hasta un 25% Diego podrá mejorar la rehabilitación de muchas enfermedades, junto con sus otros tres compañeros, también robots, con los que el centro hospitalario ya cuenta. 

La Unidad de Daño Cerebral del Centro Hospitalario Benito Menni (CBHM) acaba de dar la bienvenida a Diego, un nuevo robot para la rehabilitación de mano, brazo y hombro para los pacientes con daño cerebral. De este modo, se consolida como un centro pionero en Castilla y León en ofrecer neuro-rehabilitación con ayuda de sistemas robóticos avanzados para niños y adultos, ya sean pacientes ingresados en el centro o ambulatorio.

 

La directora de la Unidad de Rehabilitación, Socorro Martínez, explica que este tipo de rehabilitación es fundamental en casos de ictus, que suelen dejar secuelas importantes en la movilidad de mano y brazo. “Estos órganos conllevan un proceso complejo de recuperación porque están diseñados para realizan movimientos muy precisos y finos que nos permiten hacer múltiples actividades”, detalla.

 

PACIENTES CON ICTUS, PROBLEMAS DE MOVILIDAD

 

La doctora Martínez, especifica que el 75% de los pacientes que han sufrido un ictus tienen dificultad para mover la extremidad superior. En estos casos, la recuperación es muy lenta, de hecho, tres meses después persisten estas limitaciones en más de un 60% de los casos. “Sin embargo, la tecnología que aporta Diego mejora los resultados funcionales, reduce el tiempo de recuperación un 25% aproximadamente y disminuye de forma significativa el dolor”, según aclara.

 

También se emplea para el tratamiento de pacientes con otras patologías como derrame cerebral, lesiones de médula espinal, tumor cerebral, Párkinson o enfermedades crónicas como la Esclerosis Múltiple, entre otras. Asimismo, Martínez apunta que el grupo objeto al que está destinado este robot no solo incluye pacientes neurológicos, también del área de pediatría, geriatría o traumatología. En concreto, es útil para problemas que afectan al control de movimientos, movimiento contra gravedad, precisión, coordinación de miembros superiores y estabilidad del tronco.

 

Este robot fue diseñado en colaboración con clínicas y universidades de Austria. Dispone de un sistema mecánico del que favorece la práctica de ejercicios, aunque exista muy poca actividad muscular. Algunas de sus terapias virtuales son actividades de alcance, coger y transportar objetos o realizar ejercicios como la natación.

 

CIRCUITO DE ROBÓTICA Y WII

 

Para planificar y mejorar la compleja rehabilitación necesaria para problemas de daño cerebral, el Centro Hospitalario Benito Menni cuenta con una familia de robots de evaluación y tratamiento. Destacan por su efectividad Pablo, que posibilita que el paciente reentrene la fuerza de pinza y presión, así como la movilidad de la muñeca. Myro, que tiene una superficie interactiva para una terapia de gran envergadura y permite trabajar tanto a nivel físico como cognitivo. En concreto, facilita el entrenamiento con objetos verdaderos y reacciona tanto al movimiento como a la presión. Mientras que Tymo sirve para medir y entrenar las limitaciones sensoriales, de movilidad, fuerza o equilibrio del paciente de forma lúdica. En el centro también se trabaja con sistemas adicionales como la Wii-terapia.

 

 CENTRO HOSPITALARIO BENITO MENNI

 

El Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid es una institución privada sin ánimo de lucro, perteneciente a la Congregación de Hermanas Hospitalarias, que desarrolla su actividad en la ciudad desde el año 1972.

 

Actualmente dispone de 250 plazas en las áreas de salud mental, psicogeriatría, cuidados paliativos, convalecencia física, neurológica y atención a la dependencia.

 

El área de Daño Cerebral Adquirido del CHBM está integrada por 20 plazas de hospitalización completa, cinco plazas de Hospital de Día y una unidad de tratamientos ambulatorios en el Centro y a domicilio (neuropsicología, psicología, psiquiatría, logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional, etc.) tanto de adultos como de niños (unidad infanto juvenil).