El bebé ingresado en el Clínico no tiene signos de abusos sexuales, aunque sus padres siguen detenidos

Los padres se cruzaron denuncias de abuso sexual a la niña por parte de la madre y de malos tratos del hombre a la mujer.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias, ha explicado que la bebé de un año que ingresó este miércoles en el Hospital Clínico después de que sus progenitores, ambos detenidos, cruzaran denuncias por presuntos malos tratos y abusos sexuales se encuentra "en perfectas condiciones" y ya está bajo el amparo de los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

 

En declaraciones a los medios de comunicación en una visita a la localidad de La Pedraja de Portillo, Gómez Iglesias ha explicado que ambos progenitores están detenidos y espera que este jueves terminen de prestar declaración para que, por la tarde o en la mañana de este viernes, pasen a disposición judicial.

 

Tras la detención de la madre y el padre, la menor ha sido sometida este miércoles a un examen clínico en el citado centro hospitalario en el que se ha observado que está "en perfectas condiciones" y tampoco se ha apreciado signo de que hubiera sufrido abusos sexuales.

 

Aunque la bebé fue llevada por su abuela al Hospital Clínico, tras realizarse la evaluación ha quedado en la mañana de este jueves bajo custodia de los Servicios Sociales, "una vez se han tomado las decisiones", todo ello en conocimiento de la Fiscalía de Menores y del Juzgado responsable de Violencia de Género.

Noticias relacionadas