El bar que 'se regaló' del municipio vallisoletano de Villalbarba abre sus puertas
Cyl dots mini

El bar que 'se regaló' del municipio vallisoletano de Villalbarba abre sus puertas

Imagen exterior del bar de Villalbarba, que abrió sus puertas este pasado fin de semana.

En abril el Ayuntamiento publicó un anuncio en redes sociales ofreciendo casa gratis a quien llevara el bar y la tienda del pueblo para que este no cerrara su servicio.

Después de dos meses de preparativos el bar y al mismo tiempo tienda del municipio vallisoletano de Villalbarba, de poco más de 120 habitantes, ya tiene un nuevo propietario. José David Garzón es el nuevo encargado de abrir el bar todas las mañanas y de vender el pan a todos los vecinos del pueblo, de manera que la inauguración oficial llegó este pasado sábado 5 de junio. “Íbamos a abrir el viernes 4 pero por motivos logísticos no pudimos”, comenta, igualmente satisfecho.

 

Y es que igual son las condiciones ventajosas que ofrece el Ayuntamiento lo que ha hecho que más de 100 personas se interesen en este negocio. Casa, ayuda para los gastos y suministros y la gerencia de una tienda. La situación es favorable de cara a las condiciones de negocio porque no hay renta  y "si nos cerraran perimetralmente la tienda funcionaría más porque toda la gente vendría a comprar, en caso de que por la Covid-19 cerraran el interior de la hostelería tenemos terraza y de cara a invierno el bar tiene una terraza interior”, explica el gerente.

 

Fue en el mes de abril cuando el Ayuntamiento publicó un anuncio para buscar un nuevo regente para el bar. Su antigua inquilina lo dejó el 31 de mayo y José David comenzó el 5 de junio, y en menos de una semana “estrenando a marchas forzada”, según ha comentado Carlos Martínez, alcalde de Villalbarba, ha tenido una gran acogida su inauguración.

 

“Se presentaron más de 100 candidaturas lo que pasa es que en el proceso de selección solicitamos que mandaran un proyecto para el negocio que querían montar en el pueblo y que nos explicaran su experiencia laboral”, aclara Martínez. “En esta primera criba nos quedamos con cuarenta personas o así y luego dentro de ellos pues seleccionamos a los mejores, les entrevistamos y elegimos el proyecto que considerábamos mejor”.  

 

Finalmente el elegido fue José David Garzón, con más de diez años trabajando en hostelería y natural de Ávila, aunque su pareja es de Villalbarba. “Me quedé en el paro por motivo de baja productividad por la Covid-19 en noviembre, me vine aquí, sabía que la chica anterior lo iba a dejar y decidí presentarme”, añade Garzón.

 

“Lo que nosotros queríamos era generar un proyecto duradero, porque con las condiciones privilegiadas de este bar, no requiere una gran inversión por parte de los gerentes”, manifiesta el alcalde. “Pretendíamos que se diera a conocer y se potenciara este comercio; y nos llamó mucho la atención las ideas, la propuesta de negocio y la profesionalidad de José David”.

 

Entre esas novedades se encuentra el servicio con bandeja en lugar de ir a la barra, una carta más amplia de tapas y de cantidades o el nuevo nombre de bar, renombrándolo como La Trapería, haciendo referencian a la manera de llamar a los vecinos de Villabarba, “los traperos”.

 

Pero esto no es la primera vez que lo propone el Ayuntamiento. Hace dos años, también por redes sociales, se publicó una propuesta parecida pero, ante el aluvión de solicitudes, más de 600, y ante un cúmulo de problemas y circunstancias, el pueblo estuvo sin bar durante casi dos meses. Este año, el Ayuntamiento se ha puesto manos a la obra para no dejar al pueblo sin servicio, porque como segura el alcalde “es un servicio inexcusable que sí o sí tiene que haber en un pueblo”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: