El bar Piraña dona quince tortillas a los sanitarios del Clínico: "Están trabajando a destajo"
Cyl dots mini

El bar Piraña dona quince tortillas a los sanitarios del Clínico: "Están trabajando a destajo"

Imagen del bar Piraña, en la calle Real de Burgos junto al Hospital Clínico de Valladolid. TRIBUNA

Ante el cierre de la hostelería decretado este miércoles, con solo las terrazas en activo, el emblemático bar especializado en tortillas donó este jueves parte de su producto

A grandes males, grandes remedios. ¿Qué la hostelería de la Comunidad, y por ende la de Valladolid, va a estar a medio gas al menos dos semanas con la única posibilidad de apertura de terrazas? Pues los bares de la ciudad han decidido ponerse las pilas para al menos no echar a perder sus pertenencias. Y es que a más de uno le pilló a pie cambiado la clausura, con producto recién adquirido el lunes.

 

Sino que se lo digan al bar Piraña, en la calle Real de Burgos junto al Hospital Clínico. El emblemático lugar especializado en tortillas, que ha conseguido abrirse un hueco en la ciudad en apenas dos años desde su apertura, donó este jueves la nada despreciable cantidad de quince de estas delicias de huevo al centro hospitalario para el beneficio de los sanitarios.

 

"Este miércoles abrimos fuera viendo que hacía sol, teniendo en cuenta que dada nuestra ubicación trabajamos bien con universitarios y con el propio Clínico, pero este jueves ya estaba el tiempo más revuelto y con la producción ya hecha, antes de perder el género, hemos decidido donarlo", aseguran fuentes del propio Piraña a Tribuna, quienes han decidido cerrar temporalmente el negocio para reconducirlo estos días hacia un modelo más de reparto a domicilio y de apertura puntual de la terraza cuando sea posible.

 

"En el hospital están trabajando a destajo y nos pareció lo más propio. Al principio pensamos en sortearlas por redes, pero lo descartamos para evitar masificaciones o aglomeraciones al entregarlas". Y es que según destacan en el propio Piraña, saben que cuentan con "muchos seguidores del Clínico".

 

Ni cortos ni perezosos, empaquetaron el género, se acercaron al centro hospitalario y, tras las pertinentes explicaciones al encargado de seguridad, procedieron a la donación. "¿Para quién son estas tortillas?", preguntó el guarda. "Para todos los sanitarios", fue la respuesta. Dicho y hecho.

Noticias relacionadas