Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El Banco de Leche Materno quiere llegar al Hospital Clínico de Valladolid antes de fin de año

Entre el 2 y el 7 se celebra la Semana de la Lactancia Materna, con formación para ONG y profesionales

El Banco de Leche Materna de Castilla y León pretende extender su distribución, actualmente en la unidad de neonatología del Hospital Río Hortega de Valladolid, al Clínico Universitario de la capital vallisoletana a final de este año y extenderse después a otras unidades de neonatología de cuidados intensivos.

 

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press la coordinadora del Banco, María Samaniego, precisamente antes del inicio de la Semana de la Lactancia Materna, que se desarrolla del 2 al 7 de octubre.

 

En este contexto, María Samaniego ha indicado que el objetivo que persigue el Banco es tener un carácter "regional" y se distribuya leche donada a todas las unidades de neonatología de cuidados intensivos de la Comunidad.

 

En este momento, el Banco distribuye a la unidad de neonatología del Río Hortega, que lo coordina, y se encuentra al mismo nivel que cuando empezó su labor en 2015, aunque este año ya trabajando muy activamente con los otros centros receptores para intentar ampliar la distribución.

 

"Nos gustaría acabar el año distribuyendo a alguno y en los años siguientes continuar con el resto de las unidades", ha señalado Samaniego, quien ha concretado que se trataría de iniciar su expansión al Clínico de Valladolid para cubrir toda la provincia y después, pero sin esperar tanto tiempo como los dos años transcurridos, llegar al resto de unidades de neonatología.

 

"Máximo interés es llegar en poco tiempo a ampliar la distribución a un centro más de la Comunidad y luego se siga sin tanto retraso, que no haya que esperar dos años para su extensión", ha señalado la coordinadora del Banco, que ha aclarado que desde el principio la intención era "asentar" procedimientos en un solo centro y a continuación comenzar la ampliación, que ahora es el objetivo más inmediato.

 

Para ello se requiere trabajo por parte de las unidades de neonatología, disponer de cierta formación y modo de trabajar y también de dispositivos adecuados, por lo que también ha pedido a la Consejería de Sanidad que ayude a los centros a cubrir estas necesidades.

 

El orden de extensión a otras unidades aún no está concretado, aunque ha explicado que todas las conocen el proyecto y están interesadas, pero aún no hay disponibilidad de todo lo necesario, por lo que ha insistido en pedir colaboración a la Consejería de Sanidad.

 

"La realidad es que el ritmo y número de unidades depende principalmente de las propias unidades, de que estén dotadas, y la Consejería colabore en esa dotación, ya no es parte del trabajo del Banco, sino de los otros eslabones de la cadena", ha explicado.

 

FUTURAS ESTRATEGIAS

 

Durante dos años de funcionamiento (hasta mayo), el Banco ha registrado 82 donantes y ha recogido 250 litros de leche que han servido para alimentar a 103 recién nacidos, en su mayoría prematuros o de muy bajo peso al nacimiento. Por lo general, ha explicado Samaniego, la leche va destinada a los niños ingresados en cuidados intensivos, aunque puntualmente se distribuye también a algunos que han salido de la misma y presentan otras necesidades que hace aconsejable hacerlo.

 

Así, según la coordinadora del Banco, con el volumen de donaciones que hay por el momento se podrían priorizar indicaciones y lograr la distribución no sólo en Río Hortega sino en otra unidad.

 

Posteriormente, una vez que se plantee distribuir a toda Castilla y León, habría que pensar en nuevas estrategias de atención a las donantes porque posiblemente se quede "escaso" el único punto de atención en Río Hortega.

 

Dentro del panorama nacional, Samaniego ha explicado que el Banco de Castilla y León se encuentra "a mitad de camino" con respecto a otros, dado que hay algunos que desde el inicio son regionales, como el de Cataluña, pero otros que ahora lo son como el Hospital 12 de Octubre de Madrid estuvo años trabajando para su unidad y después se extendió a toda la Comunidad.

"La experiencia comparada con el panorama nacional es positiva, pero estamos deseando llegar a cumplir el objetivo en la distribución", ha añadido.

 

FORMACIÓN A ONG Y PROFESIONALES

 

Precisamente con motivo de la Semana de la Lactancia Materna, en Valladolid se han organizado jornadas de formación dirigidas a organizaciones no gubernamentales y profesionales sanitarios.

 

En concreto, los días 3 y 4 de octubre se realizarán sesiones de formación en lactancia materna para voluntarios de entidades no lucrativas que se desarrollarán en el Servicio Territorial de Sanidad.

 

En la primera jornada, la ponente será la matrona del Clínico Universitario de Valladolid María José Carbajo Martínez, mientras que la segunda correrá a cargo precisamente de la neonatóloga y coordinadora del Banco, María Samaniego.

 

Las dos ponentes serán también las encargadas de impartir el curso-taller de lactancia materna que tendrá lugar en el Hospital Río Hortega, con el que se pretende sensibilizar sobre la importancia de la lactancia materna a los implicados en su promoción, en consonancia con el lema de la Semana Mundial de la Lactancia en 2017: "Sosteniendo la lactancia materna Unidos-Por el bien común, sin conflictos de interés".