El Banco de Alimentos de Valladolid distribuyó 655 toneladas de comida en el primer semestre de 2013

Dicha cantidad supone un incremento de 15 toneladas respecto al mismo periodo del año anterior.

Dicen los expertos económicos que España, poco a poco, comienza a dejar atrás la crisis económica. Pero eso a la gente de Valladolid no le importa, hablando en términos de ayudar al prójimo. Y es que según los datos arrojados por el Banco de Alimentos de la provincia, la entidad ha distribuido en estos primeros seis meses del año 655 toneladas de comida, 15 más que en el mismo periodo del año pasado.

 

Por si fuera poco, gracias a la pericia y buen hacer de los 53 voluntarios que prestan su servicio de forma desinteresada a diario –por cierto que el total de voluntarios hace dos años era de 328 y en la actualidad es de 603-, 11.343 personas pudieron llevarse alimento a la boca en cada uno de esos seis meses, casi 70.000 en total.

 

Unos datos de los que se ha mostrado muy orgulloso José María Zárate, presidente del Banco de Alimentos de la provincia. “Estos buenos datos son gracias a las personas, a los voluntarios que de manera gratuita deciden invertir su tiempo en ayudar a los necesitados. Son todo un ejemplo”.

 

Pero no solo los voluntarios, aunque sean una parte muy importante, han sido los realizadores de tan maña tarea. En boca de Zárate la empatía de los vallisoletanos ha sido otra pieza clave. “La solidaridad de los habitantes de la provincia en estos tiempos complicados ha hecho realidad este hecho. Cuando hacemos operaciones kilo para la recogida de alimentos, se nota ofrecimiento, ganas de ayudar”.

 

Unas operaciones kilo que, por cierto, a ojos vista han aumentado de manera impresionante respecto al año pasado. En todo el año pasado se hicieron 221, mientras que en solo estos primeros seis meses de 2013 van 192. “Aquí también se nota la solidaridad de la gente. Vamos camino de duplicar las operaciones kilo del año pasado si seguimos con estas cifras. Hace poco todas salían desde el Banco de Alimentos, ahora es el público el que se ofrece a hacerlas”, ha explicado Zárate.

 

La ayuda de muchas cadenas de alimentación también ha sido importante en este sentido. El Árbol, Gadis, Eroski, Carrefour, Makro, El Corte Inglés y Mercadona colaboran con la donación de alimentos, aunque en realidad son más de 200 las entidades que ayudan de una manera u otra a aquellos que más lo necesitan.

 

FUTURO PRÓXIMO

 

Por supuesto, el reparto y recogida de alimentos no cesa. El Banco ya está repartiendo más de 450.000 kilos entre 95 entidades benéficas de toda España desde el pasado mes de junio hasta febrero del año que viene, algo que se hará gracias a la ayuda del Fondo Español de Garantía Agraria.

 

Pero si hay algo que dejó claro Zárate, es que todavía queda mucho camino por delante. “Nosotros proporcionamos comida a quien lo necesita, pero estamos estudiando acuerdos con otras asociaciones porque no siempre es alimento lo que se necesita. Quizá alguien tenga necesidad, por ejemplo, de que le paguen la luz. El problema en ese sentido es que hay personas que les da vergüenza acercarse al Banco de Alimentos a preguntar, y no deberían, ya que estamos para ayudar”.

 

El presidente quiso concluir pidiendo “mayor cantidad de patatas para los meses de julio y agosto, ya que aunque Castilla y León sea una comunidad de patatas estos meses escasean”. De lo que está claro que no escasea Valladolid, en este caso, es solidaridad.

Noticias relacionadas