El Ayuntamiento y y la UVa estudian ofrecer alquileres en barrios "complicados" a 'jóvenes solidarios' para apoyo social

Óscar Puente, Manuel Saravia y Antonio Largo Cabrerizo firman el Convenio sobre alojamientos solidarios. DAVID LOZANO

Puente explica a los vecinos que no se puede "meter en un cohete" a los colectivos en exclusión y "mandarlos a la Luna".

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda de Valladolid, Manuel Saravia, ha asegurado este jueves que el Ayuntamiento y la UVa estudian la posibilidad de extender el programa Jóvenes Universitarios Solidarios de alquiler intergeneracional a barrios "complicados" como el 29 de octubre o Las Viudas, en un futuro, pero para que realicen labores de "enlace" y "apoyo social".

 

Así lo ha explicado el edil vallisoletano en la rueda de prensa en la que se ha firmado el nuevo convenio de los programas de alquiler solidario, que ofrecen nueve pisos y viviendas a jóvenes universitarios a precios asequibles a cambio de convivir y acompañar a personas mayores.

 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el rector de la UVa, Antonio Largo Cabrerizo, han suscrito también este convenio, que habilita iniciativas que ya se llevaban a cabo como los programas Jóvenes Universitarios Solidarios y el de alquiler para convivencia intergeneracional. En el primero, un joven universitario dispone de un piso a cambio de una renta asequible para ejercer de "enlace" con los mayores del inmueble, y en el segundo comparten vivienda con personas de edad.

 

El nuevo protocolo general de Actuación tiene una vigencia de dos años se homogeneizan las actuaciones comprendidas en acuerdos anteriores y se vinculan al Plan Municipal de Suelo y Vivienda 2017-2020, en el que se ubica el Programa Menos 35, que pretende apoyar a los jóvenes de Valladolid en el proceso de emancipación del hogar familiar y facilitar el acceso a la vivienda.

 

Óscar Puente ha subrayado que estos programas, además de ayudar a los jóvenes a afrontar su vida independiente, permiten fomentar la convivencia y la interacción con los mayores, que además se pueden beneficiar de su ayuda para quehaceres diarios.

 

Tanto Puente como Largo Cabrerizo han incidido en que se trata de un ámbito más de la colaboración entre ambas instituciones que justo hace una semana se reunieron para profundizar en otras vías. En este sentido, el rector ha incidido en el "servicio a la sociedad" que prestan iniciativas como las de los alquileres.

 

Manuel Saravia ha explicado que se han reestructurado las viviendas que se ofrecen -tres en la calle Juan Humanes y otros tres en Feliciano Escudero para convivencia con mayores, y otros tres en promociones de Santa María de la Vid, calle Yunta y calle Florencia- y ha añadido que actualmente se estudia con la UVa la posibilidad de extender esta metodología a la zona del 29 de octubre.

 

El edil de Valladolid Toma la Palabra ha explicado que serían "cuatro o cinco" pisos de propiedad municipal en esta zona para que trabajen como "enlace" con las comunidades en la línea de apoyo social en la que ya trabaja el Ayuntamiento dentro del Plan específico de 29 de octubre.

 

Los jóvenes universitarios que accedan a este programa tendrían, además del alquiler a un precio asequible de unos 30 o 40 euros mensuales, un espacio de trabajo en los locales con que se cuenta para la intervención del Plan Social de 29 de octubre, donde colaborarán también con el equipo de "apoyo social" de la Sociedad de Suelo y Vivienda Municipal (VIVA).

 

De hecho, Manuel Saravia también ha apuntado la posibilidad de que esta iniciativa se lleve a cabo en la barriada de Las Viudas-Aramburu, donde el equipo de Gobierno prevé llevar a cabo un plan de actuación urbanística y social.

 

"ATAJAR LA ESPIRAL DE DEGRADACIÓN"

El regidor vallisoletano ha recalcado que "no hay otra manera de atajar la espiral de degradación" que considera que viven zonas como 29 de octubre y Las Viudas es la "intervención" de los poderes públicos en materia urbanística y social y hacerlo de manera "progresiva", como asegura que hace el Ayuntamiento ya en la barriada situada en Pajarillos.

 

"No hay otra manera de solucionarlo, no se puede coger a la gente de una barriada, meterla en un cohete y mandarlo a la Luna", ha enfatizado Puente en respuesta a las quejas de determinados colectivos vecinales por que el Ayuntamiento vaya a rehabilitar las viviendas de los grupos más conflictivos.

 

Puente ha incidido en que así se trabaja en el 29 de octubre, donde se interviene en la renovación de la trama urbana y también en la rehabilitación social, con la creación de un centro específico en el antiguo colegio Santiago López, cuyas obras están en marcha.

 

El alcalde ha aprovechado para recordar que mientras el actual equipo de Gobierno actúa desde hace unos años, el anterior del PP hizo "promesas" relativas a un proyecto que, a su juicio, suponía "vaciar un barrio de gente, derribar las viviendas y volverlo a edificar", mientras sólo tenía "14 viviendas de alquiler municipal" para ofrecer como alojamiento temporal.