El Ayuntamiento podría crear una comercializadora de energía local en Valladolid ya en 2020

La concejala del área de Medio Ambiente, María Sánchez, asegura que analizará la puesta en marcha de esta empresa pública como uno de los proyectos del equipo de Gobierno municipal para el próximo año.

La lucha por la municipalización de los servicios públicos es uno de los campos de batalla más importantes para el actual equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid. Y quieren seguir dando pasos en ese camino. Según la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, el estudio de la creación de una comercializadora de energía local está en cartera, y su tramitación para que sea una realidad podría comenzar ya en el próximo año 2020.

 

Después de que el Consistorio vallisoletano consiguiese recuperar la gestión del agua municipal -no sin escollos judiciales-, ofrecer energía desde una empresa pública es el próximo objetivo en el área de Medio Ambiente. Esta iniciativa ya se ha puesto en marcha en ciudades como Barcelona o Pamplona, y se encuentra en proceso de constituirse definitivamente en Palma de Mallorca.

 

Con esta medida, el Ayuntamiento de Valladolid podría ofrecer a los ciudadanos energía a precios más competitivos, ya que, en principio, se eliminarían costes derivados de la comercialización, y ayudaría también a reducir emisiones para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030. No es trivial tampoco el posible impacto positivo en las arcas municipales de esta medida, ya que, por poner un ejemplo, el Consistorio ha obtenido unos beneficios de 13,3 millones de euros derivados de la la gestión de las aguas en el pasado año.

 

María Sánchez ha querido destacar el papel de la ciudad del Pisuerga en la reciente Cumbre por el Clima celebrada en Madrid: "Valladolid ha estado a la cabeza en ciertas cuestiones como la municipalización de servicios esenciales como el agua o el Plan de Emergencia contra la Contaminación", afirma la concejala.

 

Además, la edil de Toma la Palabra, ha vuelto a resaltar que la implantación de una Zona de Bajas Emisiones en la ciudad es algo que está en cartera para el 2020, para así cumplir con lo que "marca el Anteproyecto de ley contra el Cambio Climático".