El Ayuntamiento obtiene fondos FEDER para proyectos 'verdes' en Argales y de asistencia a Pymes

Según han informado fuentes de la Agencia de Innovación de Valladolid, con éstos son ya nueve los proyectos que han sido seleccionados para recibir financiación europea de dichos fondos.

El Ayuntamiento de Valladolid ha logrado financiación europea del programa Interreg, por un montante total de unos 600.000 euros, para proyectos de revitalización ambiental del polígono de Argales, de asesoramiento para la mejora de la competitividad de las PYME y para el diseño de una infraestructura 'verde'.

 

Según han informado fuentes de la Agencia de Innovación de Valladolid, con éstos son ya nueve los proyectos que han sido seleccionados para recibir financiación europea de fondos FEDER, en concreto del programa Interreg Poctep, que financia la cooperación transfronteriza entre España y Portugal. Cada uno de ellos tiene detrás un consorcio formado por socios de ambos países entre los que se encuentra el Ayuntamiento de Valladolid.

 

La resolución de la convocatoria a la que habían concurrido las propuestas de la Agencia de Innovación se publicó el pasado día 10 de mayo y seleccionó un total de 96 de las 295 de toda España, entre ellas las tres en las que participa el Ayuntamiento.

 

En total supondrán la inversión en la ciudad de casi 600.000 euros y se llevarán a cabo hasta finales de 2021, con el desarrollo sostenible como hilo conductor. Con ellos, Valladolid será un "laboratorio urbano" para desarrollar y probar nuevas iniciativas, dos de ellas en el ámbito de las infraestructuras verdes y otra en el de la economía circular.

 

Uno de los proyectos será INDNATUR, desarrollado por un consorcio de siete socios y liderado por la Universidad de Valladolid, tiene como objeto diseñar y aplicar sistemas de mejora ambiental de los polígonos industriales del área de cooperación Norte de Portugal-Castilla y León, a través de la implementación de Soluciones Basadas en la Naturaleza (NBS -Nature Based Solutions-).

 

La mejora ambiental, pero también social, económica y cultural, derivará de la incorporación combinada de pautas de renaturalización y de sistemas de drenaje urbano sostenible, tanto en espacios y edificios públicos como privados.

 

Las NBS se materializarán en dos proyectos piloto en el Polígono industrial Argales, en Valladolid y otro en el Polígono industrial Cantarias, en Braganza.

 

Para ello, se realizarán inversiones específicas que mejoren de la calidad del aire y de la infiltración de agua de lluvia y reduzcan del efecto "isla de calor" en los polígonos.

 

Este proyecto se encuentra, según la Agencia de Innovación, "claramente alineado" con el proyecto Urban Green Up que también gestiona esta oficina dependiente de la Concejalía de Hacienda y Promoción Económica, y complementará al mismo aplicando soluciones similares si bien en un ámbito urbano completamente diferente como es un polígono industrial.

 

También se encuentra alineado con la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) Innolid 2020+, aprobada por Junta de Gobierno en diciembre de 2017 que contemplaba el polígono de Argales en uno de los ámbitos de actuación dicha Estrategia y fijaba como objetivo la captación de fondos para el desarrollo de acciones innovadoras que contribuyeran a revitalizar el polígono tanto desde un punto de vista socioeconómico como ambiental.

 

El presupuesto total del proyecto es de 1.350.000 euros de los que 352.067,25 euros corresponden al Ayuntamiento.

 

No obstante, el impacto de la inversión en la ciudad será mayor por tratarse de un proyecto liderado por la Universidad de Valladolid y que tiene también entre sus socios a AEICE, el cluster nacional de construcción eficiente que tiene su sede en Valladolid.

 

Por otra parte, Circular Labs es un proyecto que llevado a cabo un consorcio integrado por once socios, liderado por la Escuela de Organización Industrial y tiene como fin integrar la Economía Circular en nuevos modelos de negocio, habilitando espacios para la creatividad, la generación de ideas y la adaptación al cambio, que contribuyan a acelerar la transición del modelo "lineal" al modelo "circular" basado en la eficiencia en el uso de los recursos.

 

Los objetivos específicos del proyecto son facilitar a emprendedores y empresas de nueva creación los recursos operativos, proporcionar formación en economía circular para lograr las competencias necesarias y una actitud favorable hacia nuevas salidas profesionales e ideas de negocio como empresario y promover la integración de la economía circular en la cultura emprendedora.

 

Uno de los resultados principales será el establecimiento de una Red de espacios de emprendimiento especializados en economía circular, dentro de los cuales la Agencia de Innovación será uno de los centros "clave", ya que liderará varias de las actividades del proyecto, fortaleciendo su trayectoria de apoyo al emprendimiento y a la competitividad empresarial en nuevos nichos de negocio surgidos de la transición hacia unos modos de producir y consumir más sostenibles.

 

El proyecto también incluye la relación de numerosos cursos, talleres, encuentros para la capacitación de empresarios y emprendedores para adaptarse al cambio de la Economía Circular, así como un market-place empresas, productos y servicios de economía circular.

 

Este proyecto encaja en los objetivos marcados en la Hoja de Ruta hacia la Economía Circular que el Ayuntamiento de Valladolid puso en marcha en ejecución del acuerdo de Pleno de 2017 por el que suscribió la denominada Declaración de Sevilla: El compromiso de las ciudades por la economía circular.

 

El presupuesto de este proyecto es de 1,5 millones de euros de los que más de 155.000 corresponden a las acciones que desarrollará el Ayuntamiento de Valladolid.

 

DESARROLLO DE INFRAESTRUCTURA VERDE

 

Finalmente, el proyecto Red Ciudades Verdes CENCYL tiene como objetivo desarrollo de infraestructura verde en las ciudades CENCYL como estrategia de adaptación al cambio climático.

Gracias a este proyecto se diagnosticarán las vulnerabilidades y riesgos climáticos de cada ciudad, se conocerán e intercambiarán experiencias sobre las políticas urbanas de adaptación al cambio climático y se establecerán unas directrices estratégicas para el desarrollo de infraestructura verde en las ciudades de la red.

 

Los objetivos de este proyecto, con un presupuesto de casi 900.000 euros de los que 90.000 corresponden al Ayuntamiento de Valladolid, se alinean también con el proyecto Urban Green Up, si bien en este caso a través de la cooperación con ciudades que forman parte de la Red CENCYL (tres españolas y cinco portuguesas) y con las que ya se ha colaborado en otros proyectos previos y en otras temáticas como la logística y la movilidad sostenible, el apoyo al emprendimiento y la promoción y defensa del patrimonio.

 

En definitiva, con estos tres proyectos Valladolid "reforzará su posicionamiento como ciudad sostenible e innovadora, y como una de las ciudades líderes en proyectos con financiación europea".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: