El Ayuntamiento intentará que el proyecto cultural del Teatro Lope de Vega no entre "en colisión" con la actual oferta de la ciudad

El alcalde, Óscar Puente, junto al concejal de Recursos Humanos, Juan Carlos Hernández, en la rueda de prensa. MICHELLE ORTEGA

Con el acuerdo por el que se adquiere el Teatro, Unicaja Banco,  su propietario, se hace con una parcela en el Callejón de la Alcoholera valorada en 1,8 millones por el Consistorio y en la que se pueden construir 40 viviendas

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado que se intentará que la oferta y funcionamiento del Teatro Lope de Vega, para el que se estudia un proyecto de rehabilitación y gestión, no entre "en colisión" con el resto de espacios culturales de la capital, una ciudad que tiene la capacidad de "absorber" la "gigantesca" oferta cultural que ofrecen los hasta ahora seis teatros abiertos.

 

Así lo ha manifestado el regidor este miércoles en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el concejal de Recursos Humanos, Juan Carlos Hernández. Puente que el Ayuntamiento se haya hecho con la concesión del histórico teatro, inaugurado en 1861, tras unos meses de negociación con "enorme discreción" el actual propietario, Unicaja Banco, que lo adquirió por 7 millones de euros.

 

"Esta adquisición se planteó desde un principio a efectos de no crear costes a las arcas públicas, por lo que se ha hecho una permuta", ha subrayado el alcalde, para precisar que el acuerdo entre ambas partes completa la permuta de una parcela de carácter residencial, situada en el Callejón de la Alcoholera, y cuyo suelo tienen un valor de 1,8 millones de euros, según una valoración de los servicios técnicos municipales.

 

Esta parcela, procedente de la operación del traslado de Panibérica de Levadura S.A., se extiende en cerca de 2.000 metros cuadrados y en ella se pueden construir unas 40 viviendas, como ha explicado el regidor, en declaraciones recogidas por Tribuna de Valladolid.  

 

En este sentido, el alcalde también ha destacado que se trata de una operación "bastante razonable" e "impecable", de "absoluta legalidad" y que cumple con los objetivos planteados por el Consistorio, "recuperar ese bien para el patrimonio público".

 

Tras este acuerdo, que aún está pendiente de formalizarse y que se concretó el pasado martes en una reunión entre el alcalde y el concejal de Planteamiento Urbanístico, Manuel Saravia, con el presidente de Unicaja, Manuel Azuaga, y el director general de Medios de la entidad, José María de la Vega, se empieza a estudiar un proyecto tanto de rehabilitación como de gestión del espacio cultural situado en la calle María de Molina. 

 

PROYECTO

 

En este aspecto, Puente ha precisado que hace años se realizó un proyecto que cuantificaba el coste de la rehabilitación en unos 7 millones de euros, si bien ahora se tendrá que realizar otro. "Es la oportunidad para hacer algo distinto en cuanto al modelo de rehabilitación y de gestión", ha apostillado, para añadir que espera que el proyecto sea financiado y lograr aportaciones de patrocinadores.

 

Aunque el proyecto está por definir y se tiene que realizar un informe de estado, el regidor ha incidido en que se valora que algunas partes del inmueble puedan tener carácter autónomo y también un uso lucrativo , si bien la idea es que se trate de un espacio de actividad cultural "variada, completa, de calidad y de densidad muy alta".

 

Respecto a la posibilidad de que este nuevo espacio pueda afectar al funcionamiento del resto de teatros de la ciudad, seis hasta el momento, el alcalde ha reconocido que es una "preocupación", pero ha indicado que "no se asusta" porque Valladolid tiene la capacidad de absorber toda esta programación cultural.

 

"El Ayuntamiento intentará que no entre en colisión con la oferta teatral de otros espacios", ha defendido Óscar Puente, para apuntar que el Lope de Vega podría añadir elementos a la actual programación funcionando de forma "más polivalente", como espacio de apoyo a compañías locales, albergando espectáculos de danza o conciertos de música moderna, entre otros.

 

Por otro lado, el alcalde ha precisado que hablará con distintos agentes del mundo cultural para seleccionar un proyecto de gestión para este espacio que no está en funcionamiento desde hace dos décadas. Entre estos se encuentra el empresario Enrique Cornejo, que ya manifestó su intención de reabrir este histórico espacio con un proyecto que ofreció a la ciudad, como ha recordado Puente. 

 

 

 

 

Noticias relacionadas