El Ayuntamiento estudiará la retirada del cartel del centro ocupado de La Molinera si este fuese ilegal
Cyl dots mini

El Ayuntamiento estudiará la retirada del cartel del centro ocupado de La Molinera si este fuese ilegal

Pancarta contra la Casa Real colocada en el hotel ocupado por el colectivo Centro Social La Molinera, en Valladolid.

Por su parte Vox exigió este martes al Ayuntamiento de Valladolid la retirada de la pancarta que considera “ofensiva” contra la Jefatura del Estado

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha asegurado este martes que el Ayuntamiento estudiará si la colocación de la pancarta que ha puesto el colectivo Centro Social La Molinera en el edificio del Hotel Marqués de la Ensenada, que tiene ocupado ilegalmente desde hace dos años y medio, sobre la Casa Real incumple la normativa municipal y si es así procederá a su retirada.

 

La pancarta, como ha mostrado el propio colectivo en su cuenta de Twitter este fin de semana, reproduce el mensaje del polémico rótulo mostrado en un programa de Televisión Española para informar sobre el futuro traslado de la princesa de Asturias a Gales para cursar el Bachillerato, 'Leonor se va de España, como su abuelo', y añade la frase 'Los borbones son unos ladrones'. En otro balcón se encuentra también colgada otra pancarta que reza: 'Libertad de expresión y de manifestación'.

 

Al ser preguntado por el primero de los carteles, Puente ha asegurado que el Ayuntamiento lo estudiará para comprobar si en lo relativo a su colocación, no a su mensaje, se ha incumplido alguna norma municipal y en tal caso procederá a su retirada.

 

"Dentro del ámbito de la libertad de expresión no sé si esas manifestaciones están amparadas", ha reconocido Puente, quien ha recordado que valorar ese aspecto no corresponde al Ayuntamiento de Valladolid, sino que considera que deberán ser los tribunales los que se pronuncien llegado el caso.

 

Por otro lado, el regidor vallisoletano ha recordado que el edificio que tiene ocupado La Molinera, antigua fábrica de harinas rehabilitada para la creación de un hotel de cinco estrellas que cerró sus puertas hace algo más de tres años, ahora mismo tiene una titularidad "desconocida" para el Ayuntamiento y ha reconocido que sus 'okupas' "no lo han descuidado".

 

Cabe recordar que este colectivo ocupó ilegalmente el inmueble en el mes de junio de 2018 con la intención de crear un centro social en el que han desarrollado diversas actividades.

 

VOX LEVANTA LA VOZ

Por su parte Vox exigió este martes al Ayuntamiento de Valladolid la retirada de la pancarta que considera “ofensiva” contra la Jefatura del Estado instalada en la fachada del edificio Marqués de la Ensenada en la que se puede leer: “Leonor se va de España como su abuelo. Los Borbones son unos ladrones”.

 

Según informa en un comunicado, ha formulado esta demanda en la Comisión Especial de Urbanismo, Movilidad y Seguridad celebrada este martes, al entender que dicha pancarta atenta contra la dignidad de las personas y vulnera valores y derechos constitucionales, además de incumplir la legalidad vigente.

 

También se ha solicitado un informe sobre las inspecciones de control de legalidad de las obras y de las actividades que se llevan a cabo en dicho edificio, y para las que son obligatorias las correspondientes licencias municipales.

 

Vox considera “inadmisible ese ataque a la dignidad de la Jefatura del Estado”, afirma que vulnera los valores y derechos constitucionales, por lo que han exigido que el Ayuntamiento de Valladolid actúe para que se retire “de forma inmediata”, y procedan a la apertura del correspondiente expediente sancionador a los promotores.

 

Además, la formación ha solicitado que se la informe de todas las licencias y autorizaciones otorgadas por el Ayuntamiento para la realización de obras y actividades en el edificio en los últimos 3 años y las inspecciones y controles de legalidad realizados en el mismo periodo sobre las actividades y obras que se llevan a cabo en el edificio, así como el resultado de dichas inspecciones y controles.

 

“No se puede permitir que el Ayuntamiento haga la vista gorda con colectivos de ideología afín al Equipo de Gobierno socialista, vulnerando la legalidad, y causando un quebranto económico a las arcas municipales”, concluye.