El Ayuntamiento destina 220.000 euros para rehabilitar la Gruta del Campo Grande y poderla reabrir al público

La estructura que se creó para poder instalar una cascada artificial lleva cerrada más de 30 años. Cuenta con estalactitas traídas desde Atapuerca, en Burgos.

La gruta del Campo Grande siempre fue un referente del decimonónico parque del Campo Grande.  Esta estructura construida originariamente para instalar una cascada que confiriese más romanticismo al lugar fue incluso escenario de un bar en los años 60, que debió de tener mucha aceptación por aquella época. Decorada con estalactitas traídas desde… ¡Atapuerca! El lugar siempre dio para el nacimiento de leyendas, como la que aconsejaba transitar andando y no corriendo, con el peligro de ser víctima de un maleficio que provocaría su hundimiento.

 

Casi un siglo y medio después de su construcción, la gruta permanece en ruinas y cerrada al público durante varias décadas. Es por eso, que el Ayuntamiento de Valladolid, según ha explicado el concejal de urbanismo, Manuel Saravia, ha previsto 220.000 euros para su rehabilitación, que se efectuará durante este año.

 

Según los técnicos, lo que se va a realizar es una “modificación completa de la estructura a base de hormigón y acero” que permitan “poner en valor el conjunto y que pueda abrirse a las visitas”.