El Ayuntamiento destina 17 millones de euros a planes sociales y reclama a la Junta cumplir con su financiación

Óscar Puente y Rafi Romero. E.P.

Con el objetivo de lograr una ciudad "inclusiva, solidaria y participativa".

El Ayuntamiento de Valladolid destinará más de 17 millones de euros a medidas para favorecer la inclusión social de las personas mayores, la accesibilidad, la prevención en el consumo drogas, mejorar la convivencia y la cooperación con el objetivo de lograr una ciudad "inclusiva, solidaria y participativa", al tiempo que ha reclamado a la Junta que asuma su "responsabilidad" en la financiación de servicios.

 

"Los cinco planes para esta legislatura, que han sido aprobados entre marzo y mayo, suponen la consolidación y mejora de las medidas que se han venido haciendo en los últimos años por este equipo de Gobierno y cuentan con líneas estratégicas comunes que garantizan los derechos de las personas, conciben la ciudad como un espacio plural de convivencia, están abordados con perspectiva de género, cuentan con la participación de la sociedad civil y son transversales", ha explicado el alcalde Óscar Puente, junto a la concejal de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, Rafaela Romero.

 

Puente ha incidido en que en la elaboración de los planes se ha tenido en cuenta el enfoque basado en "Derechos Humanos" por lo que el Ayuntamiento se compromete "a ser garante de los derechos de las personas".

 

Romero ha diseccionado uno a uno los planes. El de mayor carga presupuestaria es el plan municipal para las Personas Mayores, al que el Ayuntamiento destina una partida de 16 millones. Con él se pretende "dar respuesta" a dos realidades, ha explicado Romero, el progresivo envejecimiento de la población de Valladolid -el 26 por ciento tiene 65 o más años- y la necesidad de promover la calidad de vida y participación de las personas mayores de la ciudad.

 

"Buscamos la inclusión social de las personas mayores", explica para señalar que se ha considerado la opinión de este colectivo, así como los familiares, y profesionales que les atienden. Romero señala como "aspectos fundamentales" la aportación de servicios y recursos destinados a potenciar la autonomía personal y la permanencia de las personas mayores en su entorno familiar y social, así como la prevención de la soledad.

 

También ha renovado el compromiso para que la ciudad avance en su concepto de espacio para la convivencia con el objetivo de que las personas con discapacidad tengan "los mismos derechos y oportunidades que el resto de la ciudadanía".

 

El II Plan Municipal de Accesibilidad, al que se destinan 104.000 euros, contiene 112 actuaciones, de las cuales 52 constituyen nuevas propuestas que incluyen desde la formación de los funcionarios para tratar adecuadamente a todas las personas con discapacidad a la introducción de medidas en accesibilidad cognitiva. Asimismo, prevé la adaptación progresiva de las bibliotecas municipales, ha explicado.

 

ESTUDIO SOBRE LA LUDOPATÍA

 

El reto de todas las acciones contempladas en V Plan sobre Drogas y otras adicciones -con una dotación de 113.000 euros- se basa en la prevención del consumo de sustancias y en aumentar los ámbitos de intervención para dar respuesta a las nuevas necesidades que surgen por los hábitos sociales, como son formas de adicción sin sustancia.

 

Como novedad, ha señalado Romero, se han incluido nuevas actuaciones relacionadas con el "uso adecuado de las tecnologías de la información", como la realización de talleres para informar y formar a las familias y jóvenes para un uso adecuado y responsable de las Tecnologías de la Información.

 

También, ha avanzado, se realizarán actuaciones relativas a la ludopatía y juego online, como la realización de un estudio sobre su incidencia entre adolescentes y jóvenes.

 

El plan de Convivencia Ciudadana Intercultural (2019-2023) avanza en las medidas contempladas en los dos planes anteriores, que se centraban en la acogida de las personas recién llegadas que requerían una intervención y trato especializado y en las bases de la política municipal de acogida, promoción e integración.

 

El nuevo documento trata de dar respuesta a la población acogida para fomentar la convivencia pacífica en Valladolid, a través de la promoción del respeto y la tolerancia hacia los grupos que por su diversidad puedan ser objeto de discriminación.

 

Entre las novedades, ha citado Romero, figuran la incorporación a los órganos de participación del Observatorio Municipal de Derechos Humanos y las mesas de diversidad religiosa y de experiencias.

 

"Se contemplan dos ejes estratégicos, la normalización e igualdad de oportunidades para lograr que la persona que llega de otros países sea un ciudadano más y, en segundo lugar, la convivencia intercultural, con cuatro áreas, centradas en la diversidad, mediación, prevención y sensibilización y participación", ha continuado Romero que ha avanzado que a estos objetivos se asigna 102.000 euros.

 

Por último, el II Plan de Cooperación al Desarrollo, al que se destinará 710.000 euros, servirá como instrumento para luchar contra la pobreza y las causas que generan la desigualdad a través de 57 actuaciones repartidas en las cinco áreas de actuación, cooperación al desarrollo; acción humanitaria y emergencias; educación para la ciudadanía global; consumo responsable y comercio justo; y participación, transparencia y mejora.

 

"El plan otorga mayor peso a la sensibilización y la educación para el desarrollo, al tiempo que contempla una mayor diversificación de las entidades cooperantes", puntualiza.

 

SOLEDAD Y FINANCIACIÓN

 

Puente y Romero se han detenido en la atención a personas mayores para evitar episodios de soledad. Así, el regidor ha recordado que en cinco años de mandato se han creado o renovado cinco centros para personas mayores. "Teníamos una red muy completa pero con síntomas de fatiga por lo que hemos intervenido en ellos", ha explicado el alcalde.

 

En este sentido, ha incidido en que como presidente de la Red Saludable los estudios sobre calidad de vida reflejan que Valladolid es una de las ciudades "mejor dotadas" para facilitar la vida autónoma y retrasar la dependencia de los mayores.

 

Además, ha incidido en el "esfuerzo" presupuestario que realiza el Ayuntamiento para "no dejar tiradas" a estas personas. Así, ha recordado que es a la Junta de Castilla y León a la que corresponder financiar, "en un 90 por ciento", la ayuda a domicilio, cuando solo llega al "60 por ciento", lo que obliga al Ayuntamiento a cubrir ese "déficit".

Noticias relacionadas