Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El Ayuntamiento defiende la legalidad de la salida del parking de la Plaza Mayor y que se ajusta “totalmente” a la normativa

Roces en la pared exterior  de salida hacia la calle Los Molinos. JAVIER ALONSO

Después de las quejas de los usuarios sobre la estrechez de la rampa, desde Urbanismo aseguran que el radio de curvatura es de seis metros.

La polémica sobrela salida del parking de la Plaza Mayor ha cobrado fuerza en las últimas horas. Los usuarios se quejan, principalmente, de la “estrechez” de la curva (a izquierdas) en la rampa de salida, situada entre las calles Jesús y Los Molinos, que ha derivado en abolladuras de las paredes interiores y rozaduras en la zona exterior, además de los daños en los propios vehículos.

 

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Valladolid defienden la legalidad de la obra y que se ajusta “totalmente” a la normativa. De hecho, según los datos aportados por Urbanismo, todo está correcto, ya que “según el artículo 362 de la Revisión del PGOU (que coincide con el 336 del PGOU 2004): para rampas curvas el radio mínimo de curvatura, medido en el eje de la rampa, será de seis metros.

 

Fuentes de Urbanismo han asegurado a este periódico que la obra ha tenido un trabajo “muy concienzudo y estudiado, en el que “se han mirado todas las alternativas posibles para que las salidas fueran las más viables, sencillas y prácticas.

 

Una de las alternativas era colocar la salida por la calle Pasión, pero había “gran complejidad”. Mientras, según apuntan desde el Consistorio, la zona de salida es una calle “con movimiento y afectada a la proximidad con Correos.