El Ayuntamiento de Valladolid sopla este sábado 112 velas de historia

Fue fundado el 19 de septiembre de 1908 y su evolución ha sido espectacular, tal y como puede verse en las imágenes del vídeo que ha compartido la propia institución

No se cumplen 112 años de historia todos los días. Y sino que se lo digan al Ayuntamiento de Valladolid, que este sábado festeja dicha cifra de aniversario en plena crisis del coronavirus. El propio Consistorio ha compartido en este día un espectacular vídeo con imágenes de la evolución del edificio y de cómo ha ido cambiando a lo largo de todo este tiempo. Una variación espectacular incluso para los más ancianos del lugar, y es que no solo pueden verse los cambios del Ayuntamiento, sino también de la Plaza Mayor y sus cercanías.

 

Según explica el experto en historia vallisoletana, Jesús Anta, el estilo del edificio puede catalogarse como ecléctico, es decir un poco de todo y de tendencia historicista, muy en boga en aquella época de 1908.

 

"Antes hubo otras casas consistoriales, la última anterior, del s. XVI con numerosas reformas posteriores, en el mismo emplazamiento que el actual. Hasta la Edad Moderna los munícipes se reunían en los lugares más variados: atrios de iglesias, casas alquiladas, conventos… Pero los Reyes Católicos querían dejar bien claro la existencia de un poder civil distinto al de la Iglesia, así que ordenaron que en todas las poblaciones se construyesen casas consistoriales", explica Anta.

 

Una cosa que siempre han tenido buen cuidado los concejos de pueblos, villas y ciudades, es que hubiera un reloj que pudiera escucharse tanto en el casco urbano como en las tierras de alrededor. "A veces ese reloj “municipal” no estaba en el mismo edificio concejil, sino en alguna torre independiente o campanario de una iglesia… pero lo normal es que los gastos de instalación y mantenimiento, así como el pago del salario del relojero se costearan con cargo al presupuesto municipal. Hay muchas historias curiosas e interesantes en torno a los relojes concejiles", sigue el experto.

 

El arquitecto del Ayuntamiento fue Enrique María Repullés y Vargas, que tiene obra nueva o intervenciones rehabilitadoras por muchas ciudades españolas. En concreto, el edificio de la Plaza Mayor que hace esquina con calle Ferrari, es de este mismo autor.