El Ayuntamiento de Valladolid prorrogará el Presupuesto de 2017 hasta que se apruebe el de 2018

Gato, en primer plano, junto a Óscar Puente y Manuel Saravia

A la "demora" en el proceso de decisión se ha sumado la baja del interventor, que tiene que emitir un "extenso" informe.

El concejal de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid, Antonio Gato, ha confirmado este miércoles que se deberá prorrogar el Presupuesto municipal de 2017 ya que el del ejercicio 2018 no se aprobará en el Pleno hasta "mediados de enero", ya que a la "demora" en el proceso de decisión se ha sumado la baja del interventor, que tiene que emitir un "extenso" informe.

 

El edil socialista ha explicado que el equipo de Gobierno ya tiene el calendario para la aprobación del presupuesto, que comenzará a dar pasos la próxima semana, el 20 de diciembre, con la dación de cuenta a la comisión de Presupuesto del Consejo Social de la Ciudad, que unos días después se reunirá y de ahí se llevará a la Junta de Gobierno "antes de fin de año, para que al menos esté aprobado inicialmente".

 

A partir de ahí, ha añadido, se presentarán los presupuestos de las concejalías, se convocará la Comisión de Hacienda y se celebrará el Pleno extraordinario de Presupuestos. "La idea es que aproximadamente sea a mediados de enero", ha apuntado Gato.

 

El concejal ha explicado que el proceso de decisión del equipo de Gobierno "se ha demorado unos días" con respecto a lo habitual en los últimos años, cuando generalmente se ha aprobado el Presupuesto en la semana anterior a la Navidad. "De aprobarlo el 28 de diciembre a hacerlo el 15 de enero la diferencia es pequeña", ha apuntado Antonio Gato.

 

El edil de Hacienda ha añadido que "no pasa nada" por tener el presupuesto prorrogado "15 días", y ha afirmado que no será un inconveniente "de gestión ni de operatoria", pues considera que "lo importante es tenerle y empezar a trabajar en enero" con un presupuesto, que ha recalcado, servirá para que la ciudad "siga avanzando y tenga las dotaciones adecuadas para la multitud de actividades y necesidades que tiene".

 

La Ley, ha recordado Antonio Gato, marca la aprobación definitiva antes del 1 de enero, algo que afirma que "sólo se ha cumplido una vez" en el Ayuntamiento de Valladolid, pues generalmente sólo se produce una aprobación inicial antes del 31 de diciembre, lo que es "una práctica habitual en muchos ayuntamientos".

 

El concejal ha añadido que también se ha dado la circunstancia de que el interventor del Ayuntamiento, Rafael Salgado, se encuentra de baja y tiene que realizar un informe "extenso", así como el retraso por la intención del equipo de Gobierno de "no hacer las cosas precipitadamente" y "dar tiempo suficiente" a los grupos políticos entre la Junta de Gobierno y la celebración del Pleno para que estudien las cuentas, pues así lo han requerido.

 

Con ello, Gato espera que tanto los ciudadanos, a través del Consejo Social, "tengan conocimiento de los presupuestos" como los grupos políticos puedan aportar una "participación importante".

 

El edil explicó hace unos semanas que el "escenario presupuestario" para 2018 situará las cuentas en un total aproximado de 268 millones de euros, lo que supondría un incremento de en torno al 1,3 por ciento, con subida sobre todo en lo relativo a gastos de las áreas de Servicios Sociales y Medio Ambiente y con una ligera reducción en el capítulo de inversiones.

Noticias relacionadas