El Ayuntamiento de Valladolid promueve la transformación digital de autónomos y empresas con 2 millones de euros
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Valladolid promueve la transformación digital de autónomos y empresas con 2 millones de euros

Ayuntamiento de Valladolid. AYTO. VALLADOLID

A partir de este jueves se pueden solicitar estas ayudas, que se publican hoy en el Boletín de la Provincia

El Ayuntamiento de Valladolid aprobó hoy la convocatoria pública de subvenciones por valor de 2 millones de euros para la transformación digital de autónomos y micropymes 2020, tras el acuerdo adoptado el 16 de diciembre de 2020 la Junta de Gobierno Local.

 

La tramitación del programa será íntegramente digital y se basará en procesos automatizados a través de la plataforma https://ayudastd.valladolidadelante.es, tanto la presentación de solicitudes, como en el proceso y la resolución. Además, analizará el estado de “madurez digital” de las empresas locales a través de un autodiagnóstico que cada solicitante aportará y que permitirá diseñar las siguientes convocatorias en digitalización.

 

Esta acción se enmarca en un Plan de Transformación Digital que la Concejalía de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio está diseñando con el objetivo de impulsar el desarrollo de la Economía Digital y la incorporación de las tecnologías habilitadoras en todos los sectores productivos y crear en Valladolid un nuevo modelo económico sostenible e inteligente impulsado por la transformación digital de las empresas y la propia administración local. 

 

Esta línea de ayudas a la digitalización pretende incorporar a la actividad económica local soluciones tecnológicas y la adopción de servicios y aplicaciones, basados en el uso de tecnologías de última generación; se denominan habilitadoras digitales (THD) y cubren ámbitos como ‘data hub’ (‘big data’ y analítica de datos), el internet de las cosas reforzado con el desarrollo de las redes 5G, robótica y automatización de procesos, realidad virtual y aumentada, plataformas digitales, ‘cloud computing’ y ‘edge computing’, inteligencia artificial, ‘blockchain’ y ciberseguridad, de modo que puedan ejercer de palanca para un mayor desarrollo del negocio electrónico, contribuyendo al incremento de la productividad en la actividad económica y la competitividad.

 

Las micropymes de menos de 10 empleados y autónomos suman el 99 por ciento del total de empresas y el 50,5 por ciento del empleo del país, pero aún presentan un bajo nivel de desarrollo digital a pesar del impulso dado por la reacción ante la crisis sanitaria. Estas ayudas van dirigidas a aquellas pymes, asociaciones o agrupaciones empresariales, personas físicas, comunidades de bienes, sociedades civiles u otras entidades económicas sin personalidad jurídica, legalmente constituidas a fecha 1 de enero de 2020, que acrediten los requisitos exigidos en el texto de la convocatoria, en particular que su volumen de negocio no supere los 250.000 euros en cómputo anual y que su centro de trabajo y domicilio fiscal esté ubicado en el municipio de Valladolid.

 

Se estima que podrían ser beneficiarios de estas ayudas en la ciudad de Valladolid en torno a 7.000 autónomos y más de 900 micropymes, y el objeto de la convocatoria es la subvención de gastos en equipos informáticos, software y la contratación de servicios avanzados para la transformación digital, y abarca toda actividad económica. 

 

El Ayuntamiento, de acuerdo con la moción aprobada en el pleno de mayo, destinará a estas ayudas un presupuesto máximo de 2 millones de euros. Para el primer procedimiento (gastos realizados entre 01/01/2020 y 28/02/2021) se asigna millón y medio de euros y para el segundo procedimiento (gastos realizados entre 01/03/2021 y 31/05/2021) se asignan 500.000 euros. En el caso de que, una vez resuelto el primer procedimiento no se haya agotado el importe máximo asignado al mismo, se acumulará esa cantidad para el segundo procedimiento. El crédito total asignado a esta convocatoria podrá ser objeto de ampliación durante el ejercicio presupuestario 2021.

 

Los beneficiarios recibirán ayudas del 60 por ciento de los gastos acreditados mediante factura y comprobante bancario, excluidos impuestos, hasta un importe máximo de 12.000 euros. El gasto deberá ser como mínimo de mil euros, IVA excluido.