El Ayuntamiento de Valladolid pide una modificación para poder utilizar "siempre" los remanentes
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Valladolid pide una modificación para poder utilizar "siempre" los remanentes

Pleno presencial del Ayuntamiento de Valladolid. AYTO. VALLADOLID

El Grupo Socialista vislumbra un "camino de acuerdo" con la oposición para los Presupuestos mientras Ciudadanos critica el "cheque en blanco" del PP

El Pleno municipal del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este martes una enmienda presentada por Toma la Palabra (VTLP) a una moción del Grupo Popular en la que se reclama al Gobierno de España una modificación normativa que permita que las entidades locales puedan utilizar "siempre" los remanentes presupuestarios para atender necesidades de sus ciudadanos, en una propuesta respaldada por esos dos grupos además del PSOE y Ciudadanos, mientras el concejal de Vox se abstuvo.

 

Este ha sido uno de los acuerdos alcanzados por los grupos municipales en el Pleno municipal correspondiente al mes de julio, el primero que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Valladolid de forma presencial desde antes de la declaración del estado de alarma y en el que se ha adaptado la distribución de los ediles por las bancadas, para que hubiera separaciones de un escaño entre ellos.

 

Así, ha sido necesario que dos de los concejales, Alberto Palomino (PSOE) y Alberto Gutiérrez (PP), se hayan sentado en sillas, mientras que se ha eliminado la mesa central en la que se ubicaban los trabajadores de los medios de comunicación, que han tenido que seguir la retransmisión de la sesión por Internet.

 

En el Pleno se han presentado cuatro mociones, una de ellas planteada conjuntamente por los partidos que forman el grupo de trabajo para la salida de la crisis --PSOE, PP, Cs y VTLP-- y las otras tres por parte de grupos de la oposición, una de Vox y dos por parte de los 'populares', una de las cuales era en realidad una propuesta para que el Pleno apoyara unas declaraciones del alcalde socialista, Óscar Puente, críticas con el Ministerio de Hacienda por no facilitar que los ayuntamientos españoles utilicen su remanente presupuestario para atender las necesidades generadas por el COVID-19 en la ciudad.

 

El PP proponía tres acuerdos y el primero de ellos era precisamente el apoyo a las declaraciones del alcalde, contra el "ninguneo" y "maltrato" al que considera que somete el Gobierno de España a los ayuntamientos, aunque en este caso los votos favorables han llegado por parte del grupo proponente y de los que forman el equipo de Gobierno, ya que tanto Vox como Ciudadanos han preferido abstenerse porque, como ha apuntado el concejal del partido 'naranja' Pablo Vicente, calificó las declaraciones de "pataleta loable" y de "cínicas" porque en otras ocasiones considera que el alcalde presume de la "prodigalidad" del Ayuntamiento.

 

En cualquier caso, ha habido más tasa de apoyo en otros puntos, como la unanimidad para mostrar el rechazo a actitudes "discriminatorias" entre los propios municipios.

 

EL ALCALDE EJERCE DE PORTAVOZ

 

El alcalde de la ciudad ha sido el encargado de intervenir en nombre del Grupo Municipal Socialista, algo que no suele suceder en los plenos, en los que en muchas ocasiones se subraya que el regidor tiene un papel de "presidente" o de "moderador". Sin embargo, este martes Puente ha aprovechado para realizar un alegato a favor de la independencia municipal, en defensa del ahorro que logran las entidades locales aunque afectadas por un marco que dificulta "enormemente" el gasto municipal.

 

Eso sí, Puente ha coincidido con las "dudas" manifestadas por la concejal de VTLP María Sánchez sobre sí el Grupo Popular habría hecho lo mismo "si el presidente del Gobierno fuera Pablo Casado" y si no es "un intento de abrazo del oso para sustentar" la política contraria al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

 

Por ello, ha apuntado la concejal del equipo de Gobierno, su grupo ha planteado una enmienda 'in voce' para reclamar al Ejecutivo central una modificación normativa que permita que los ayuntamientos puedan emplear en cualquier momento los remanentes para atender necesidades de los ciudadanos. Esta propuesta ha sido apoyada por todos los grupos salvo por Vox, cuyo concejal, Javier García Bartolomé, se ha abstenido.

 

En su intervención, Óscar Puente ha defendido que en la disyuntiva entre ser "alcalde socialista o socialista alcalde" siempre tiene claro que "lo primero" es ser alcalde y lo segundo, su partido, si bien ha querido recordar su papel como apoyo del actual presidente del Gobierno desde el proceso de Primarias iniciado en 2016 ya que él considera que no es "uno de esos barones que apoyaron a otra candidata".

 

El Partido Popular proponía otra moción, en este caso ha sido rechazada por los votos del equipo de Gobierno, para reclamar a éste que busque el consenso con los grupos para elaborar el Plan de Movilidad Urbana y Sostenible, pendiente desde hace años, y que paralice las peatonalizaciones.

 

En este punto el concejal 'popular' Borja García Carvajal ha calificado de "vergüenza" los atascos que se produjeron ayer en la plaza del Poniente, la Rinconada o Cebadería por los cambios aplicados en la circulación y ha manifestado el deseo de que al equipo de Gobierno "no le queden más de tres años".

 

Los concejales del equipo de Gobierno Manuel Saravia y Luis Vélez han defendido las propuestas de movilidad para favorecer los trayectos peatonales, en bici y en transporte público, ya que recalcan que son mayoritarios, mientras el representante del PP ha matizado que él no está en contra de las peatonalizaciones ni del uso de la bici, sino que reclama que antes de aplicar estas medidas se reordene "de verdad" el transporte público y se establezca una red de aparcamientos disuasorios para bicis y turismos.

 

La moción del Grupo Municipal Vox para la protección de los mayores y contra el maltrato, en la que también se planteaba instar a las Cortes a que constituyan una comisión de investigación, ha encontrado el rechazo tanto de PSOE y VTLP, que han considerado que la propuesta procedía de un partido "neoliberal", y también por el Grupo Popular, cuyo concejal José Antonio de Santiago-Juárez ha sido especialmente crítico y ha cuestionado que otros grupos como Ciudadanos o el PSOE propusieran enmiendas ya que con ello "entran al trapo" de debatir con un grupo que "lo que quiere es destruir".

 

"CORDÓN SANITARIO"

 

Por ello, el portavoz de Vox ha lamentado el "cordón sanitario" que considera que le quiere aplicar el Grupo Popular con el beneplácito del equipo de Gobierno. De hecho, finalmente no se han debatido enmiendas ya que el PSOE ha retirado las suyas y las de Ciudadanos se habían presentado fuera de plazo.

 

También se llevaba al Pleno la moción con los últimos acuerdos del Grupo de Trabajo COVID, que se ha aprobado con toda la corporación a favor, salvo el concejal de Vox, que se ha abstenido. En este debate, el portavoz del PSOE, Pedro Herrero, ha destacado que el trabajo en este sentido hace "vislumbrar" un posible acuerdo para un pacto de cara a los Presupuestos municipales de 2021.

 

Eso sí, Pablo Vicente posteriormente ha considerado que el Grupo Popular, que lanzó ese guante en el anterior Pleno, le otorga "un cheque en blanco" al equipo de Gobierno.

 

Por su parte, el concejal de Vox ha advertido de que a algunas de las medidas se les ha puesto "la etiqueta COVID" cuando en realidad ya las iba a poner en práctica el equipo de Gobierno al formar parte de su programa electoral, como es el caso de la implantación del pago telemático en Auvasa. De hecho, García Bartolomé ha avanzado un recurso ante el Tarcyl porque considera que el contrato para los dispositivos de pago se ha abordado de urgencia sin haber justificación.

 

De hecho, en la sesión plenaria de este mes se ha aprobado, con el voto en contra del propio García Bartolomé y la abstención de Ciudadanos, la inadmisión del recurso que este edil presentó contra la moción por la que se constituía el Grupo de Trabajo.

 

Noticias relacionadas