El Ayuntamiento de Valladolid, "optimista" con la reordenación de líneas de Auvasa aunque seguirán "vigilantes"

Imagen de la reunión entre los responsables de Auvasa con el Ayuntamiento de Valladolid.

El Ayuntamiento, que recibe unas 300 quejas y sugerencias, ve positiva la implantación, hará cambios y mantendrá una permanente revisión. 

El Ayuntamento de Valladolid considera positiva la reordenación de líneas de la empresa de autobús urbano (Auvasa), aunque lo coge "con pinzas" tras el poco tiempo de funcionamiento, después de que se haya producido un incremento de 34.722 pasajeros, un 2,6 por ciento más, en los 19 días de enero analizados y comparados con otros "iguales" de 2017.

 

Así lo ha explicado el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, tras una reunión con el alcalde, Óscar Puente, y el gerente de Auvasa, Andrés Bernabé, para analizar la reordenación de líneas que entró en vigor el 1 de enero de este año.

 

Vélez ha explicado que, en general, la implantación ha sido positiva, aunque ha aclarado que se mantendrá una evaluación continua, se continuará el análisis en las próximas semanas y se comprobará la marcha de estos cambios, que necesitan un tiempo de implantación y suponen una distorsión de los hábitos de los ciudadanos en el uso del autobús.

 

En este sentido, ha señalado que decrecen las "discrepancias y las críticas", ha explicado el concejal, quien ha señalado que se han recibido unas 300 sugerencias, críticas o reclamaciones por los diferentes medios (010, correo electrónico o Twitter) y que se analizan, algunas se tienen cuenta, otras son "razonables" y otras les gustaría pero "son imposibles" de implantar.

 

Así, ha indicado que Auvasa continuará en "permanente" cambio, pero ahora hay que hacer un estudio mayor porque son muchas modificaciones, por lo que se continuará con la recepción de sugerencias y posibles cambios que permitan mejorar el servicio.

 

Luis Vélez ha destacado el incremento de pasajeros comparado en días iguales (se han descartado festivos y otras fechas que pudieran variar los datos y se han cogido del 10 al 12, del 14 al 29, del 9 al 11 y del 13 al 28 de enero) y se ha notado un incremento que ve "positivo", aunque ha aclarado que hay que cogerlo "en su justa medida" porque la evolución hay que verla a lo largo del año.

 

El incremento más "espectacular" se ha producido en la línea 1 (Covaresa-Barrio España), que ha incrementado en 35.000 personas el número de viajeros (de 186.946 a 221.472), un 18,5 por ciento, en los días analizados de enero, mientras que otras líneas bajan o han perdido todos los viajeros (por ejemplo, la 15, que desparece), pero además algunas se han fusionado.

 

Así, por ejemplo, baja la línea 2 (Covaresa-San Pedro Regalado) en un 2,4 por ciento -4.339 viajeros menos-, como lo hace también la 4 a Pinar de Jalón, que se ha fusionado con la 12 y llega hasta Fuente Berrocal (baja un 6 por ciento, en 838 usuarios), pero en este caso hay que tener en cuenta que hay un nuevo servicio, la línea 16.

 

Vélez ha insistido en que coge los datos "con cierta prudencia", pero "con optimismo", porque son "positivos" pero ha reiterado que habrá que ver las próximas semanas y los cambios o mejoras que se puedan hacer como el paso de autobuses por Claudio Moyano, por ejemplo.

 

ATENCIÓN DE LAS DEMANDAS

 

El concejal también ha aclarado que ante algunas quejas se han revisado las líneas afectadas en la reordenación y, por ejemplo, en el caso de la línea 16, que daba servicio al Colegio San Juan de Dios y que ha suscitado algunas críticas, se ha mantenido una reunión con la Dirección del centro y ha afirmado que desde el día 2 de enero se ha mejorado el servicio en coincidencia con entrada o salida del centro.

 

Precisamente este cambio, que supone que la línea 16 salga del número 71 del Paseo de Zorrilla y no de Plaza España supuso una recogida de firmas en la plataforma change.org que inició Iñaki Martín Sanz, con quien también se han mantenido conversaciones.

 

Además, Vélez ha agregado que desde el 15 de enero la línea de Cabrero a Laguna de Duero hace parada en el centro educativo, algo que no había antes, gracias al acuerdo entre esta empresa y la municipal y a las "facilidades" de la Dirección General de Transportes.

 

En cuanto a La Overuela, el concejal ha indicado que se han atendido algunas demandas de los vecinos y desde el día 2 de enero hay un refuerzo a las 14.30 horas, como reclamaban, lo que es una de las cosas positivas, pero también se ha hablado de la parada que piden en el Clínico, que no tenía demanda suficiente, por lo que ha recordado que hay que intentar optimizar recursos en base a la demanda. También se estudia que el búho llegue de alguna manera (con la prolongación de la B1), una reivindicación "histórica, justa y razonable", aunque hay algunas limitaciones.

 

Luis Vélez ha aclarado que la obligación es pensar en el interés general, hay líneas que suben y otras que bajan, y para ello se continuará la evaluación en el mes de febrero para tomar algunas decisiones.

 

Además, se tienen en cuenta algunas sugerencias pero ha recordado que el plan de reordenación se ha debatido públicamente y se aceptaron muchas, pero el servicio debe estar en continuo cambio, por lo que se escuchan estas peticiones, al igual que las opiniones de los conductores, que tienen una perspectiva diferente y las hacen con un grado de conocimiento "mayor".

 

A este respecto, ha señalado que el gerente de Auvasa ha analizado los cambios también con los sindicatos y, en general, aunque hay "opiniones para todos los gustos", la respuesta ha sido positiva, aunque hay cuestiones de carácter interno que "corregir" o "perfilar" y en lo que se trabaja, ya que nunca se pueden solucionar todos los problemas y hay que "mejorar".

 

Noticias relacionadas